El busto de Gayarre, obra de Benlliure, regresa al Ayuntamiento de Pamplona

El busto de Gayarre, obra de Benlliure, regresa al Ayuntamiento de Pamplona
El traslado de esta obra de arte ha sido supervisado por personal técnico de conservación de la Institución Príncipe de Viana
Irudia
Irudia
Irudia
Irudia
Irudia
Irudia
Irudia

El Gobierno de Navarra ha hecho entrega hoy al Ayuntamiento de Pamplona del busto de Julián Gayarre, obra de Mariano Benlliure. La entrega ha tenido lugar esta mañana en el Palacio de Navarra y en ella han estado presentes la concejala de Cultura e Igualdad, María García-Barberena, el director del área, Jorge Urdánoz, la consejera de Cultura y Deporte, Rebeca Esnaola y personal técnico de ambas instituciones. La obra, inscrita con el número 166 en el Inventario de Bienes Muebles del Palacio de Navarra, ha sido entregada junto con la peana de mármol verdoso que sirve de soporte. El traslado posterior a dependencias municipales para su custodia ha sido realizado por una empresa especializada en el transporte de obras de arte.

Esta entrega supone la culminación de un largo proceso de estudio e investigación que ha esclarecido que el busto conservado en el Palacio de Navarra era el busto cedido por la familia al Ayuntamiento de Pamplona en el año 1944 y que, por tanto, resultaba ser de su propiedad.

El traspaso de la obra se ha realizado conforme al protocolo establecido por los técnicos de Bienes Muebles del Servicio de Patrimonio Histórico para la entrega de obras de arte. Previamente, una restauradora ha realizado una revisión tanto de la escultura como de la peana que sirve de soporte para comprobar su estado de conservación. El informe establece que la obra se encuentra en buenas condiciones de conservación.

La entrega realizada esta mañana ha contado también con la presencia de Alicia Ancho Villanueva, jefa de la Sección de Registro Bienes Muebles y Arqueología, quien ha verificado que las piezas están conforme al estado de conservación especificado en el informe, supervisando el embalaje y traslado, actuando también como testigo del proceso de entrega.

Benlliure, el último gran maestro del realismo decimonónico

El busto de Julián Gayarre es de una obra escultórica del siglo XIX, de bulto redondo, realizada en bronce por el escultor valenciano Mariano Benlliure, considerado como el último gran maestro del realismo decimonónico. La obra, de hecho, es de gran realismo y presenta al tenor navarro con bigote y pequeña barba, vestido con traje de época y manteniendo una mirada penetrante. El busto tiene en su base una partitura musical con el nombre de “La favorita”. En el lado derecho presenta un laurel y en sobre el hombro aparece inscrita la firma de la fundición italiana, A. Creszensi Fuse. Las dimensiones del busto son de 59 x 38 x 26,3 cm de profundidad. El tamaño de la peana: 114 x 28 x 28 cm.

Según las primeras indagaciones trasladadas al ayuntamiento por un ciudadano en 2018, y continuadas después por ambas instituciones, este busto fue fundido en bronce en tras el fallecimiento de Gayarre, en 1890. Estuvo expuesto en depósito las primeras décadas del siglo XX en el foyer (hall principal) del Teatro Real de Madrid y, tras el cierre de este, fue regalado a la familia de Gayarre por Benlliure. Donado por los herederos del tenor al Ayuntamiento de Pamplona en 1944, fue añadido de forma forzada al legado de Pablo Sarasate en 1951, y expuesto junto a este desde 1965 en el conservatorio de la calle Aoiz, fue trasladado en algún momento entre 1965 y 1968 al Palacio de Navarra seguramente debido al singular valor de la pieza y, desde entonces, ha estado allí expuesto. En estos momentos, el ayuntamiento está estudiando su colocación en un espacio público.

Relación entre Gayarre y Benlliure

Gayarre viajaba a Roma para preparar los papeles que debía interpretar y allí conoció a varios artistas españoles becados en la Casa de España en Roma. Entre Julián Gayarre y Mariano Benlliure creció una gran amistad a pesar de sus diferencias de edad, (el escultor era casi 20 años menor), pues se apreciaban y admiraban mutuamente.

En 1882, para festejar el éxito del estreno de “El duque de Alba” en Roma los compatriotas residentes le organizaron una gran cena de homenaje. Se le regaló un álbum compuesto por pinturas, dibujos o partituras realizado por ellos, que se conserva en el Museo de Roncal. Gayarre viajó a Roma por última vez en el verano de 1889 y pasó unos días con “Marianito”, como llamaba a su amigo. Benlliure firmó y fundió allí un busto que es el que hoy se entrega en el Palacio de Navarra.