Las calles Monasterio de Irache y García Ximénez y la travesía Tafalla contarán con aparcamientos cubiertos y vigilados para bicicletas

Las calles Monasterio de Irache y García Ximénez y la travesía Tafalla contarán con aparcamientos cubiertos y vigilados para bicicletas
Con la puesta en funcionamiento de estos tres nuevos puntos, la red pública de Pamplona contará con nueve aparcamientos para bicicletas
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Archivo

 

 

El Ayuntamiento de Pamplona va a instalar tres nuevos módulos de aparcamientos para bicicletas cubiertos y videovigilados, que se sumarán a los seis que ya están en funcionamiento en la ciudad. Los nuevos módulos tienen 20 plazas en lugar de las 50 con las que cuentan los instalados anteriormente en la ciudad, con un diseño más optimizado que permiten ocupar menos espacio en la vía pública. La adquisición de estas nuevas cabinas va a suponer una reestructuración de las ubicaciones actuales. Así, el aparcabicis que actualmente se encuentra junto a la entrada de la estación de autobuses se trasladará a la calle Monasterio de Irache, y en la calle Yanguas y Miranda se ubicará uno de los recientemente adquiridos. Los otros dos se situarán en la Travesía Tafalla y en la calle García Ximénez.

Una vez analizada la demanda de aparcamientos seguros para bicicletas en los diferentes puntos de la ciudad, el Servicio de Movilidad del Ayuntamiento de Pamplona ha decidido trasladar la infraestructura que en estos momentos se encuentra junto a la estación de autobuses a la plaza situada entre la calle Monasterio de Irache y la Vaguada de San Juan. Tendrá un carácter mixto, con cuarenta plazas para vecinos y otras diez rotatorias para los usuarios de la red pública de aparcamientos para bicicletas.

El servicio en la zona de la estación de autobuses se dividirá en dos puntos, en cada uno de los cuales se instalará uno de los nuevos módulos adquiridos. El primero de ellos se ubicará en la mediana, frente a la propia estación. Con el fin de reducir el impacto en la zona ajardinada, se colocará sobre loseta, y, para facilitar el acceso de las bicicletas a la mediana, se habilitará un paso ciclista junto al paso de peatones existente. El segundo de los aparcamientos para bicicletas de la zona se ubicará en un nuevo punto, en la calle García Ximenez. Las cuarenta plazas que ofrecerán entre las dos dotaciones tendrán carácter rotatorio. Su cercanía a la estación de autobuses permitirá garantizar que se puedan realizar viajes combinados en autobús interurbano y en bicicleta, aunque el uso de dichos módulos no será exclusivo para esa finalidad, sino que principalmente facilitará el acceso en bicicleta a la zona centro de Pamplona.

El Ensanche contará además con una tercera ubicación en la calle Travesía de Tafalla, atendiendo a las demandas ciudadanas de aparcamiento seguro y vecinal en el barrio. Será el primer aparcamiento modular para bicicletas de Pamplona destinado exclusivamente para uso residencial, con las veinte plazas destinadas a ese fin. Para ubicar la infraestructura en este punto es necesario eliminar una plaza de aparcamiento para vehículos para permitir a los que accedan a la bolsa de estacionamiento realizar la maniobra para dar la vuelta.

Los nuevos aparcabicicletas tienen unas dimensiones de 7,85 x 2,40 metros y una altura de 1,50 metros. El coste de cada uno de ellos ha ascendido a 23.400 euros más IVA. A estos gastos hay que sumar la reubicación e instalación de todos los módulos, por lo que se estiman unos gastos de obra civil y acometidas eléctricas de 8.000 euros más IVA. Por su parte, el traslado de la infraestructura ubicada actualmente en la zona de autobuses y la colocación en su nueva ubicación tienen un coste de 2.500 € más IVA.

Pamplona contará con 360 plazas para aparcar bicicletas en módulos ubicados en la vía pública

Las nuevas 60 plazas se sumarán a las que ofrecen los seis aparcamientos para bicicletas con los que Pamplona ya cuenta, distribuidos por toda la ciudad. El de la Txantrea, ubicado en la Plaza Arriurdiñeta, es un aparcamiento mixto que ofrece un total de cincuenta plazas, de las que treinta están reservadas para los residentes del barrio, a los que se les otorgan mediante un procedimiento de licitación. Los módulos restantes, todas ellas con medio centenar de plazas cada una y destinadas a la rotación, se encuentran junto a la Plaza de Toros; en el barrio de Mendebaldea entre la Biblioteca general y el Conservatorio de música; en la zona hospitalaria frente a la entrada de maternidad y en el barrio de Iturrama junto al centro Civivox.

La red pública de aparcamientos para bicicletas tiene un carácter rotatorio, de tal manera que el régimen tarifario aplicado a las personas usuarias del servicio premia los usos temporales de las plazas interiores y restringe usos más alargados en el tiempo. La tarifa mensual básica de dos euros permite estacionar en los 6 aparcamientos de manera segura y protegida durante fracciones de hasta 48 horas las 24 horas de los siete días de la semana. Las plazas destinadas a los residentes de los barrios, por su parte, se adjudican de manera individual y su tarifa es de 60 euros al año, sin limitaciones en cuanto al uso que se hace de las bicicletas. La puesta en marcha de estas dotaciones se enmarca en la estrategia `Go Green Pamplona´ de transición energética y cambio climático, aprobada por unanimidad en el pasado pleno municipal y cuyas directrices orientan las acciones desarrolladas por el Área de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad.

Las personas usuarias de los aparcamientos públicos deberán operar a través de la aplicación Nbici, exclusiva para este servicio, y de la página web www.pamplona.es/nbici/. Se puede realizar tanto el alta en el servicio como el pago. A partir del alta, la persona usuaria accede a cada uno de los aparcamientos de tres formas diferentes. La primera, a través de la app clicando en el dispositivo móvil sobre el botón ‘puerta’ del aparcamiento elegido; la segunda, pulsando en el teclado de la puerta el código de acceso personal que le será aportado en el momento del alta en el servicio y, como tercera posibilidad, llamando al teléfono que recoge el panel indicativo de cada uno de los aparcamientos y, con la línea comunicando, pulsando en el teclado de la puerta la imagen de la campana.

¿Te ha sido útil esta página?