• Articular una respuesta integral, de ciudadanía, instituciones y movimiento social ante la violencia sexista
     
  • Ofrecer unas pautas comunes y compartidas respecto a cómo actuar ante las agresiones sexistas, que faciliten una respuesta eficiente ante la misma y eviten todo tipo de revictimización
     
  • Reafirmar el firme posicionamiento de ciudad, tanto de las instituciones como del movimiento social y de los agentes de ocio nocturno, en la lucha contra la violencia hacia las mujeres
     
  • Contribuir a generar un modelo festivo y de ocio nocturno basado en el respeto a las libertades, individuales y colectivas, de todas las mujeres