Un convenio entre el Ayuntamiento y el Museo Universidad de Navarra permite cada miércoles a los residentes en Pamplona visitar sus exposiciones de manera gratuita

Un convenio entre el Ayuntamiento y el Museo Universidad de Navarra permite cada miércoles a los residentes en Pamplona visitar sus exposiciones de manera gratuita
Se puede acceder de 12.00 a 15.00 y de 17:00 a 20:00 horas presentando el DNI para acreditar la residencia en Pamplona
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

La iniciativa ‘Un día de Arte para Pamplona’, fruto de la colaboración entre el Ayuntamiento y el Museo Universidad de Navarra, permite todos los miércoles a los residentes en la capital visitar las exposiciones de manera gratuita. Se puede acceder en el horario habitual del museo, de doce a tres por la mañana y de cinco a ocho por la tarde. La comprobación de la residencia en Pamplona de los visitantes se realizará previa presentación del Documento Nacional de Identidad, a través del código postal. Actualmente se encuentran en sala las muestras ‘Memorándum’, de Luis Gordillo; ‘Pasado y presente, la memoria y su construcción’, de Ana Teresa Ortega; y el espacio expositivo José Ortiz Echagüe.

La cooperación entre el Ayuntamiento de Pamplona y este centro internacional para la creación y reflexión artística busca incrementar la formación artística de la ciudadanía, revalorizar la ciudad como centro cultural y artístico e incentivar su desarrollo económico. La programación propuesta quiere ser, además, un atractivo turístico-cultural que refuerce la imagen de marca de una capital ligada a la excelencia cultural y a la modernidad. Dentro del acuerdo de colaboración que posibilita la puesta en marcha de ‘Un día de arte para Pamplona’, el Consistorio se compromete no solo a la realizar difusión de las propuestas culturales del Museo Universidad de Navarra, sino también a albergar a lo largo del año actividades complementarias en espacios propios como son la Ciudadela, centros de la red Civivox u otros edificios municipales.

Las obras de Luis Gordillo, Ana Teresa Ortega y José Ortiz Echagüe

Calificada por el propio Gordillo como una de las muestras más ambiciosas sobre su obra, la que actualmente albergan algunas de las salas del Museo Universidad de Navarra es no es solo la obra del artista sevillano, sino también una reflexión en torno a su forma de enfrentarse al hecho creativo. Se trata de una revisión en la que se pueden contemplar sus trabajos principales del siglo XXI en diálogo con algunas otras piezas y series emblemáticas de su trayectoria anterior. Al mismo tiempo, en esta exposición se abordan en profundidad las líneas de investigación más destacadas de este último periodo, dando especial importancia a la constante retroalimentación que existe entre pintura y fotografía, un territorio característico del autor donde la imagen en proceso define configuraciones internas que construyen la obra. Memorándum está pensada como un espacio vivo que huye del cubo blanco y tiende a lo escenográfico. Su objetivo es implicar al visitante, mostrarle las tensiones y energías que desprende el trabajo de Luis Gordillo desde dentro, ofreciendo una doble perspectiva: por un lado, una visión macroscópica de familias afines de cuadros o temas recurrentes de su carrera; y por otra, una observación detenida de las combustiones, exploraciones y derivas que se generan en el estudio.

Por su parte, la exposición de Ana Teresa Ortega, Premio Nacional de Fotografía 2020, recorre sus trabajos desde los años 90 hasta la actualidad, algunos inéditos hasta la fecha. La autora invita a la reflexión de temas como la construcción de memoria individual y colectiva, el exilio, la identidad y la literatura como guardiana de la memoria. Con un planteamiento cronológico, la exposición permite conocer en profundidad esta obra fotográfica, diversa y comprometida. La muestra también recoge una serie de proyectos que recorren la Segunda República, la Guerra Civil y la dictadura franquista.

Por último, el Museo Universidad de Navarra también reserva actualmente uno de sus espacios para mostrar la obra fotográfica de José Ortiz Echagüe, que a lo largo de su carrera realizó un trabajo de documentación de la cultura española. La exposición presenta una selección de las obras más icónicas del autor y muestra otros materiales, que ilustran las distintas fases del procedimiento técnico que empleaba para hacer sus fotografías. Dado el carácter delicado de muchas de las piezas, este espacio se renueva dos veces al año.