Pamplona contará para principios de año con seis nuevas zonas juegos infantiles cubiertas en Rochapea, Buztintxuri, Txantrea, Lezkairu, San Jorge y Azpilagaña

Pamplona contará para principios de año con seis nuevas zonas juegos infantiles cubiertas en Rochapea, Buztintxuri, Txantrea, Lezkairu, San Jorge y Azpilagaña
El Ayuntamiento de Pamplona invertirá 480.908 euros en el suministro e instalación de estas cubiertas textiles

 

 

A lo largo del próximo mes de noviembre comenzarán los trabajos para cubrir seis zonas de juegos infantiles de la ciudad. Están ubicadas en el paseo Anelier de Rochapea, en el paseo de Santa Lucía de Buztintxuri, en la plaza de Manuel Turrillas de Azpilagaña, en la plaza de Ezcaba de Txantrea, en la plaza de Maravillas Lanberto de Lezkairu y en el paseo Sandua, frente al Civivox, en San Jorge. Las obras tendrán una duración que oscila entre los 40 y los 75 días, por lo que todas estarán concluidas para el primer trimestre del año que viene.

La Junta de Gobierno Local ha aprobado esta mañana la adjudicación de los tres lotes en los que se ha dividido el contrato de suministro e instalación de estas seis cubiertas textiles. Los tres lotes se han adjudicado por 480.908,74 euros, lo que supone un 21,2% de baja respecto al precio de licitación que fue de 610.000 euros. El primer lote, con las zonas de juegos de Rochapea, Buztintxuri y Azpilagaña, lo ejecutará Carpas Zaragoza con un presupuesto de 227.960 euros; el lote 2, con las cubiertas textiles de Txantrea y Lezkairu, se ha adjudicado a Arquitectura Textil por 173.748,74 euros; y el lote 3, con la instalación de San Jorge, lo realizará también Carpas Zaragoza, con un presupuesto de 79.200 euros.

El concejal delegado de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad, Fermín Alonso, ha detallado cómo serán esas cubiertas y las diferentes soluciones propuestas. Estas seis zonas de juegos infantiles se sumarán, una vez cubiertas, a las dos ya existentes en el bulevar de Iturrama y en el Lago del Mendillorri. El Ayuntamiento busca, de esta manera, satisfacer la demanda de familias de distintos barrios que piden espacios a cubierto para los niños y niñas en una ciudad tan condicionada climatológicamente como Pamplona. Esta inversión forma parte de las enmiendas del acuerdo presupuestario alcanzado por los grupos municipales de Navarra Suma y Socialistas del Ayuntamiento de Pamplona para este año.

Las cubriciones están compuestas por estructuras metálicas y las cubiertas formadas por membranas de alta resistencia en tejido de poliéster con recubrimiento de PVC por ambas caras, en un color blanco translúcido. Se instalará alumbrado debajo de la cubierta en función de su diseño y las luminarias del entorno. El contrato incluye la obra civil necesaria para la sujeción de las cubiertas (realización de zapatas y reposición de pavimento), el suministro y montaje estructural, así como las afecciones a instalaciones existentes. Igualmente, incluye el mantenimiento preventivo y correctivo durante el periodo de garantía de cada una de las seis cubiertas. 

Soluciones para Rochapea, Buztintxuri y Azpilagaña

La solución constructiva de la cubierta para el paseo Anelier en Rochapea consta de siete arcos curvos, el central en posición perfectamente vertical y los aledaños inclinados hacia el exterior, configurando al final una suerte de voladizo. El área de juegos infantiles de Anelier tiene planta rectangular de 11*36 metros. La luz de los arcos será de 14 metros aproximadamente y su cumbrera se sitúa a 5,5 metros por encima de la rasante. Se cubrirán en torno a 380 m2. Los anclajes al terreno no invadirán la zona de bancos junto al parque.

La zona de juegos del paseo de Santa Lucía en Buztintxuri es de planta cuadrada, de 16*17 metros, aproximadamente. Se plantea para la cubierta un arco central acompañados de 6 bípodes. El arco se configura apoyado en su plano y empotrado en perpendicular, de forma que se cubra toda el área de actuación. La superficie que se cubrirá alcanza los 300 metros cuadrados.

La tercera cubierta del lote 1 es la de la plaza Manuel de Turrillas en Azpilagaña, que cuenta con la especificidad de estar asentado sobre un aparcamiento subterráneo, cuestión a tener en cuenta para la cimentación de la nueva estructura. Al tratarse también de una zona de juegos cuadrada, de 12*12 metros, la solución es similar a la de Buztintxuri, con un arco central acompañado de 6 bípodes. La cimentación se resuelve, en lugar de con zapatas enterradas, con zapatas atadas o de losa continua, con un canto mínimo.

Especificidades en las zonas de juegos de Txantrea, Lezkairu y San Jorge

El lote 2 abarca las zonas de juegos infantiles de las plazas Ezcaba de Txantrea y Maravillas Lanberto en Lezkairu. En Ezcaba esa zona de juegos se ubica en dos rectángulos, que forman una ‘L’. La cubierta propuesta se adecua a esa fisonomía, con una serie de nervios metálicos de diferente longitud para abarcar los 200 m2 de la superficie y con variedad de altura para evitar los distintos elementos que conforman en parque infantil.

En la plaza de Maravillas Lanberto de Lezkairu se proponen dos cubiertas independientes, pero conectadas para cada una de las dos áreas de juegos que existen en la zona. Se trata de dos cubiertas semicirculares, acordes a la geometría de los propios juegos, y sustentadas sobre tres pilares metálicos, que resuelven la cubrición de un área de más de 150 m2.

Para la zona de juegos del paseo de Sandua en San Jorge, correspondiente al lote 3, más compleja que las anteriores por la existencia de árboles y alcorques que la rodean y por su forma de ‘T’, se ofrece una solución asimétrica. Se plantean dos arcos de 5,80 metros de altura, que parten de la parte inferior de la ’T’, y que buscan evitar que la estructura no interceda con los árboles de mayor tamaño. Para completar la cubrición de los 242 m2 de la zona de juegos, se dispondrán varios pilares de 4 y 3 metros que sustentarán la cubierta.

¿Te ha sido útil esta página?