Pamplona contará en el primer trimestre del año que viene con una Estrategia de Transición Energética y Cambio Climático con horizonte 2030

Pamplona contará en el primer trimestre del año que viene con una Estrategia de Transición Energética y Cambio Climático con horizonte 2030
El documento incluirá medidas integrales y respuestas a desafíos como la sostenibilidad, la calidad ambiental o las energías renovables

Estrategia de Transición Energética y Cambio Climático

La Estrategia de Transición Energética y Cambio Climático 2030 de Pamplona definirá las líneas estratégicas y las acciones a realizar para avanzar en la transición energética, la lucha contra el cambio climático y la adaptación de la ciudad a esos efectos y riesgos climáticos. Pamplona pone en marcha la elaboración de este documento, que estará listo para el primer trimestre del año que viene, y que persigue diseñar una estrategia con un enfoque común, transversal y a largo plazo, para dotar la ciudad de los mecanismos necesarios para afrontar esos retos medioambientales.
 

El concejal delegado de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad, Fermín Alonso, ha enmarcado esta estrategia dentro del proyecto ‘Go Green Pamplona’, que englobará todas las materias de lucha contra el cambio climático que está desarrollando y desarrollará la ciudad y que definirá las nuevas líneas de actuación en los próximos años, valorando los recursos necesarios para su ejecución, los indicadores y los medios para su seguimiento y control. En esa apuesta por la sostenibilidad se plantea actuar a nivel de instalaciones municipales y conseguir la implicación tanto de la ciudadanía como de las empresas y pequeños negocios para comprometerse con la descarbonización, con la mitigación del cambio climático y con la adaptación a ese cambio y esos riesgos climáticos.
 

En la actualidad, Pamplona carece de una planificación estratégica en el ámbito de la energía y el cambio climático, basada en la transversalidad, con visión a largo plazo, y objetivos ambiciosos, como elemento fundamental de una política de transición energética y consecución de un nuevo modelo energético en la ciudad, más sostenible y menos contaminante, mejorando la calidad de la vida de la ciudadanía. De ahí, la necesidad de desarrollar este Estrategia de Transición Energética y de Cambio Climático 2030 a nivel de ciudad, basada en medidas integrales y con respuestas a los desafíos relativos a la sostenibilidad, el cambio climático, las energías renovables, la autosuficiencia y mejora de la calidad ambiental de la ciudad.
 

Dentro de las políticas medioambientales, el Ayuntamiento tiene abierta la convocatoria de subvenciones para inversiones realizadas en instalaciones de generación de energía eléctrica fotovoltaica para autoconsumo. La convocatoria está dotada con 20.000 euros y se dirige a inversiones tanto en viviendas unifamiliares (autoconsumo individual) como en comunidades de vecinos (autoconsumo individual o compartido) de Pamplona. Las solicitudes se pueden presentar hasta el 30 de octubre.
 

Elaboración en cuatro fases
 

La Junta de Gobierno Local ha aprobado esta mañana la adjudicación del contrato de servicios para el desarrollo de la Estrategia de Transición Energética y Cambio Climático 2030 en la ciudad de Pamplona. El contrato lo gestionará la empresa Lavola, por un importe de 40.535 euros, un 10,2% inferior al precio de licitación, que fue de 45.099,12 euros. El trabajo se realizará durante los cuatro próximos meses en cuatro fases.
 

La primera consiste en la planificación de los trabajos y la coordinación del proyecto. Se crearán una comisión de seguimiento y una comisión ampliada de la estrategia, y se establecerán los mecanismos para el intercambio de información. En la segunda fase, la de diagnosis, se recopilará la información necesaria disponible para el análisis energético y de la vulnerabilidad climática de la ciudad. Para ello, se realizará una búsqueda sobre los consumos energético de Pamplona y se identificarán planes y programas implantados o previstos en materia de ahorro energético, energías renovables y adaptación al cambio climático. Ese análisis energético se llevará a cabo tanto a nivel de ciudad como a nivel municipal. Todo ello derivará en un balance energético y unas proyecciones con horizonte 2030.

 

La tercera fase definirá esos objetivos 2030 de la Estrategia de Transición Energética y Cambio Climático, teniendo en cuenta planes, normativas, legislaciones o directivas de ámbitos europeos, nacionales, autonómicos y municipales. En esta fase se establecerán las líneas estratégicas prioritarias y, para cada una de ellas, los sectores de actuación con mayor influencia para la transición energética o la adaptación al cambio climático. A priori, se señalan seis líneas estratégicas: eficiencia energética, transición energética, movilidad, residuos, ciclo del agua y, por último, paisaje y medio natural.
 

En la cuarta y última fase, el plan de acción, se propondrán definirán las acciones de esa Estrategia de Transición Energética y Cambio Climático. Todas las acciones propuestas se desarrollarán en términos de potencial impacto, señalando sus objetivos, indicadores de seguimiento, actores implicados, planes relacionados, así como recursos económicos, materiales y humanos necesarios. Una vez que hayan quedado validad tanto las líneas estratégicas como las acciones se procederá a la elaboración del documento final.
 

Proceso participativo
 

El desarrollo de esta estrategia incluye también un proceso participativo, con la intención de involucrar al personal técnico del Ayuntamiento de Pamplona, a la ciudadanía y a los agentes sociales. La metodología tendrá un carácter de dinámica de grupo, con herramientas para la toma de decisiones y adopción de consensos. El proceso participativo se estructura en dos bloques: tres sesiones participativas en grupos (la última de ellas con presencia de cargos políticos) y seis reuniones técnicas con las áreas municipales, organismos y agentes socioeconómicos interesados.
 

Lógicamente, el proceso de elaboración de la Estrategia de Transición Energética y Cambio Climático 2030 se coordinará con otras planificaciones que el Ayuntamiento está llevando a cabo, como por ejemplo el Plan Estratégico Urbano (PEU). Este plan cuenta con una dimensión de ‘Ciudad Ecológica’ en la que incardinar el trabajo que se realice. Aspectos de la Estrategia de Transición Energética relacionados con la movilidad, se trabajarán en paralelo a la planificación que tiene esa área municipal específica o al PMUS de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona.
 

¿Te ha sido útil esta página?