La implantación de la zona azul en San Jorge, Rochapea norte y Txantrea genera una rotación en estas zonas del 9% y permite una liberación del 20% de la ocupación

La implantación de la zona azul en San Jorge, Rochapea norte y Txantrea genera una rotación en estas zonas del 9% y permite una liberación del 20% de la ocupación
La mitad de los coches que aparcan en estas zonas desde el inicio de este sistema hace dos meses y medio son vecinos con tarjeta de residente
zona azul

 

La puesta en marcha de la denominada zona azul a inicios del pasado mes de septiembre en los barrios de San Jorge y la Txantrea y en la parte norte de la Rochapea ha mejorado la situación de aparcamiento en esas áreas gracias al aumento de la rotación. Concretamente, este sistema ha permitido conseguir un 9% de media de rotación en estas zonas, una de las principales razones de la disminución de la ocupación -y por tanto de la disponibilidad de aparcamiento-, que ha pasado de datos cercanos al lleno a ofrecer la disponibilidad de una media del 37% de las plazas a lo largo del día. Los datos de estos primeros dos meses y medio de funcionamiento de este sistema también reflejan que la mitad de las personas que aparcan en estas zonas son vecinos que hacen uso de su tarjeta de residentes.

Cuando se cumplen dos meses y medio de la implantación de la zona azul en tres nuevas zonas de la ciudad, el área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Pamplona ha analizado los datos de utilización de las plazas para comprobar la evolución de la medida. La disminución de la ocupación de las plazas de aparcamiento en la vía pública en San Jorge, Txantrea y Rochapea norte durante el día, y el volumen de vehículos que hacen uso de ellas gracias a las tarjetas de residentes revelan que el nuevo sistema está siendo eficaz en el cumplimiento de uno de sus principales objetivos, el de garantizar una solución de aparcamiento para los vecinos y vecinas.

La implantación de la zona azul ha favorecido la rotación de vehículos, que en los dos meses y medio desde su puesta en marcha asciende a un 11,50% en San Jorge, a un 7,6% en la Txantrea y a un 9,70% en Rochapea norte. Esto, a su vez, propicia que a lo largo del día haya más plazas de aparcamiento disponibles, haciendo posible una reducción media de la ocupación en estas áreas de un 20,6%. San Jorge ha pasado de ofrecer a lo largo de la jornada el 16% de plazas disponibles para aparcar, al 37% actual; la Txantrea ha aumentado en un 15,5% el número de aparcamientos libres; y Rochapea norte ha pasado de una situación en la que tan solo estaban disponibles el 4% del total de las plazas a un panorama muy diferente con el 30% de sitios para aparcar utilizables a lo largo del día.

Los vehículos con tarjeta de residente, los que más utilizan las plazas de aparcamiento

Según los datos recogidos por el área de Seguridad Ciudadana desde comienzos de septiembre, en torno a la mitad de la ocupación de estas plazas corresponde a personas que han solicitado sus tarjetas de residentes. Así, el 47% de las plazas ocupadas en el barrio de San Jorge corresponden a los vehículos de estas personas. Son cifras similares a las del barrio de la Txantrea (con un 45,7% en la zona norte y un 50% en la zona sur), y que ascienden al 55,60% del total de los vehículos estacionados en Rochapea norte.

Con esta ampliación de la zona azul, puesta en marcha desde inicios del pasado mes de septiembre, el Ayuntamiento buscaba propiciar desplazamientos más sostenibles, garantizar una solución de aparcamiento para las personas residentes, liberar espacio para otros usos de la vía pública, mejorar la fluidez del tráfico y la actividad social en esos barrios. Además, se perseguía minimizar las consecuencias de los efectos frontera en los barrios y, por último, eliminar vehículos aparcados en la vía pública de forma permanente que son propiedad de vecinos y vecinas de esas zonas.

¿Te ha sido útil esta página?