El proyecto ‘Reciclo’ del Ayuntamiento de Pamplona arregla 10 bicicletas para la futura unidad de Policía Municipal

El proyecto ‘Reciclo’ del Ayuntamiento de Pamplona arregla 10 bicicletas para la futura unidad de Policía Municipal
El objetivo principal de este taller es formar a personas con baja empleabilidad para reparar bicicletas y destinarlas a personas vulnerables
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Desde el mes de enero en el paseo de Buztintxuri 22 Bajo, en Buztintxuri, hay un nuevo taller de arreglo de bicicletas. Pero tiene características que lo hacen diferente de los demás: es público, recupera bicicletas actualmente en desuso o estropeadas, con personas de perfiles de baja empleabilidad, para cederlas a población vulnerable. El Ayuntamiento de Pamplona ha puesto ya en marcha ‘Reciclo’, un proyecto de empleo social que ha contratado a 7 personas, inicialmente para reparar y recuperar bicicletas en desuso y, en un futuro, para hacer lo mismo con otros elementos de movilidad como silletas o sillas de ruedas.

Esta mañana la Comisión municipal de Presidencia ha acudido al nuevo local, de propiedad municipal, donde ya se ha iniciado el trabajo. Las tareas han comenzado con 10 bicicletas procedentes de la futura unidad de policía en bici que llevaban unos años almacenadas y a las que había que hacer revisión. Próximamente iniciarán el arreglo de bicis que han sido retiradas por la grúa de diferentes zonas de la ciudad, en la mayoría de los casos por abandono y muy a menudo con desperfectos. Estas bicicletas, si no se reclaman, se van acumulando en dependencias municipales sin ningún tipo de uso. En este momento, de las 347 bicis retiradas por Policía Municipal el pasado año, hay aproximadamente 230 en almacén.

En estos momentos trabajan con 15 bicicletas procedentes de donaciones particulares, porque el proyecto también está abierto a recibir donaciones de particulares y empresas, e incluso podría asumir el mantenimiento de las bicicletas municipales de uso interno. Las personas interesadas en realizar donaciones pueden ponerse en contacto con el proyecto a través del 948420789 o enviando un correo electrónico a empleosocial@pamplona.es.

La idea del Ayuntamiento de Pamplona a través de este proyecto que concurrirá a la convocatoria del Servicio Navarro de Empleo- Nafar Lansare (SNE- NL) es trabajar por la reutilización de estas bicicletas como medio de transporte sostenible, en línea con los valores de la Agenda Urbana Pamplona 2030; a través de la capacitación de personas desempleadas y destinarla, además, a personas y familias con perfiles de vulnerabilidad. El Ayuntamiento ha seleccionados a los trabajadores, sufraga parte de sus salarios y ha aportado los locales (190 m2, con oficina y vestuarios femeninos y masculinos) y equipados con mesa de trabajo, panel de herramientas, tres trípodes-soporte de bicis. El local ha sido acondicionado por los tajos de Obras, Pintura y Soldadura de Empleo Social del Ayuntamiento de Pamplona.
190 m2 para siete puestos de trabajo.

El pasado mes de enero el Ayuntamiento contrató a siete personas desempleadas perceptoras de Renta Garantizada, un oficial a jornada completa y seis peones a un 80% de jornada. Son cuatro hombres y dos mujeres de diferentes nacionalidades. Para acceder a este puesto no han necesitado conocimientos previos de mecánica de bicis, porque este programa entra dentro de los de formación para el empleo del Ayuntamiento de Pamplona ya que uno de los fines de la contratación enseñarles es enseñarles competencias técnicas de reparación y manejo de diferentes herramientas y habilidades laborales transversales para mejorar su nivel de empleabilidad y conseguir su futura incorporación laboral.

El responsable, monitor especializado, va impartiendo a los trabajadores teoría y práctica de forma simultánea a tres equipos formados por dos personas. El programa está apoyado por una trabajadora social del programa municipal de Empleo Social Protegido. La pretensión final es que las personas participantes puedan acreditar la formación por las horas de experiencia en labores de arreglo y mantenimiento.

El contrato tiene una duración prevista de seis meses, hasta julio. Si este nuevo proyecto cumple con las expectativas y presenta un buen número de bicicletas para recuperar y suficiente población receptora del producto reparado, el taller podría consolidarse como tajo estable de actividad, junto con el resto de tajos municipales. El Consistorio se ha encargado de la selección del personal a través del Equipo de Incorporación Sociolaboral (EISOL). 

Reparaciones con fin social y para el Ayuntamiento
‘Reciclo’ está diseñado como un sistema circular y no solo por lo que respecta a vehículos, porque si su arreglo viene de la mano de personas vulnerables, su destino es para personas y familias que también presentan esa situación. La idea es arbitrar un sistema de cesión o préstamo, cuyas condiciones y sistema de control están aún por determinar.

Concebido como experiencia piloto, sus contenidos se van a ir adaptando a las oportunidades que se presenten. Así, se plantea diversificar el producto del taller a silletas de bebé o sillas de ruedas, recogidas en la Oficina de Objetos Perdidos o recibidas a través de donaciones de particulares o empresas. También podría ocuparse del mantenimiento de las bicicletas municipales de uso interno. De hecho, su primer trabajo ha sido la revisión de una decena de bicicletas azules, preparadas con parrilla y maleta, y equipada con pegatinas reflectantes, para poner al servicio de la futura unidad de policía en bici.

¿Te ha sido útil esta página?