El Ayuntamiento de Pamplona servirá el año que viene más de 27.00 comidas y cenas y 12.000 desayunos en el comedor municipal de la calle del Carmen

El Ayuntamiento de Pamplona servirá el año que viene más de 27.00 comidas y cenas y 12.000 desayunos en el comedor municipal de la calle del Carmen
La Junta de Gobierno Local ha aprobado la segunda prórroga del contrato que tiene una inversión municipal de 157.281 euros
comedor

 

El Ayuntamiento de Pamplona va a servir 13.687 comidas, 13.687 cenas y 12.000 desayunos durante el año que viene en el comedor municipal de la calle del Carmen. La Junta de Gobierno local ha aprobado la segunda prórroga del contrato con una inversión municipal de 157.281 euros (IVA incluido). El contrato de elaboración y suministro de comidas preparada fue adjudicado a Tallunce, S.L. y la prórroga será para el periodo comprendido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2022.

Está previsto ofrecer unos 50 servicios diarios de comidas y cenas, además de unos 35 desayunos. Se trata de cantidades no cerradas, ya que cada día se encargará el número de menús que el comedor municipal requiera, pudiendo ser inferior o mayor cuando los picos de ocupación así lo requieran. El número exacto de menús se comunica la víspera del día de suministro.

En todos los casos, el objetivo es ofrecer un menú equilibrado y adecuado a las necesidades y permitiendo al mismo tiempo un espacio diario de convivencia. La comida y la cena constan de un primer plato, un segundo, postre, pan y café con leche y azúcar. El desayuno tiene, al menos, una pieza de fruta, un producto lácteo y pan, una pieza de bollería o un producto derivado de cereales.

Recurso complementario

El comedor municipal de la calle del Carmen funciona durante todo el año, excepto en las fiestas de San Fermín. Es un recurso complementario a la acción profesional de trabajo social en las unidades de barrio y/o servicios sociales. Contribuye como instrumento específico paliativo de las situaciones de pobreza endémica o coyuntural y bajo autovalimiento, para paliar también situaciones que puedan provocar o agudizar el desarraigo o la marginación social y como instrumento de acción profesional y apoyo en los procesos de incorporación social diseñados desde los servicios sociales municipales. Al perfil de las personas que habitualmente acuden a este recurso, tras la crisis causada por la pandemia se han unido otros como los de unidades familiares.

En estos momentos se está trabajando en las medidas de seguridad que permitan volver de nuevo presencialmente al comedor ya que, durante la crisis sanitaria se ha optado por suministrar la comida en táperes para llevarla a casa y así favorecer la seguridad de las personas usuarias.

¿Te ha sido útil esta página?