El Ayuntamiento de Pamplona realizará el refuerzo estructural y acondicionamiento de la pasarela del Labrit para que esté reabierta en verano

El Ayuntamiento de Pamplona realizará el refuerzo estructural y acondicionamiento de la pasarela del Labrit para que esté reabierta en verano
El Consistorio reclamará el abono de los gastos ocasionados por los daños de la pasarela
Pasarela

 

La pasarela del Labrit está previsto que se reabra para el próximo verano. El Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado el expediente de licitación del refuerzo estructural y acondicionamiento de la pasarela, teniendo en cuenta que va a reclamar a las partes a las que se exigen responsabilidades por el proyecto, la dirección técnica y la ejecución de la obra el abono de todos los gastos ocasionados por los daños en la pasarela y el proceso de indagación de soluciones, así como de los costes de la reparación.

La Junta de Gobierno Local ha aprobado un gasto para el refuerzo estructural y el acondicionamiento de 593.717 euros. El objetivo de la actuación es proceder a la reapertura de la pasarela en las condiciones de uso y puesta en servicio para las que fue diseñada y ejecutada. El proyecto que se va a ejecutar mantiene la misma estructura y la estética actual y apuesta por el refuerzo de las cimentaciones y de otros elementos de la pasarela, además de la hidrolimpieza para eliminar la corrosión y reposición de chapas dañadas.

Entre otras actuaciones, se prevé reforzar las cimentaciones en las zonas del Jito Alai y la Media Luna y en elementos como el pasamanos superior, las vigas portantes o los nervios longitudinales. Asimismo, se procederá al refuerzo y/o sustitución de las chapas que estén en mal estado y se dispondrá un pavimento antideslizante que impermeabilice la parte superior de la zona de paso. Para garantizar la seguridad se disponen unas cimbras de apeo que sujetarán la estructura hasta que empiecen los trabajos y mientras se desarrollen.

Construida en 2010 y con desprendimientos parciales en 2016

Tal y como recuerda el informe municipal incluido en el expediente, la pasarela del Labrit fue construida en 2010, de acuerdo al proyecto constructivo aprobado en marzo de 2009. El objetivo de esta infraestructura fue mejorar la conexión peatonal entre el Casco Antiguo y el segundo Ensanche de la ciudad. En febrero de 2016 se registraron desprendimientos parciales de varias placas, hechos que marcaron el inicio de diversos estudios sobre el estado real de la infraestructura.

En noviembre de 2019, el Ayuntamiento de Pamplona encomendó al Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos la realización de ensayos directos sobre la pasarela para disponer de un diagnóstico de la máxima precisión acerca del estado de la pasarela y su capacidad para soportar las condiciones de uso y puesta en servicio para las que fue diseñada y ejecutada. El informe del colegio fue entregado en mayo de 2020 y, basándose en él, se solicitó la redacción del proyecto de ejecución correspondiente que será ejecutado en las obras hoy licitadas.

Asegurar la estructura, retirar chapas y limpiar para sanear el soporte

Con anterioridad al inicio de la obra, el Ayuntamiento va a colocar una cimbra de apeo en la base de la pasarela y torres de apoyo que permitan asegurar la estructura durante los trabajos de reparación, así como el acceso de los trabajadores a la zona inferior del tablero. También en los trabajos previos se va a retirar al pavimento actual, incluidas las chapas superiores e inferiores que se encuentra entre el armazón, y las del pasamanos.

A continuación, se procederá a retirar el óxido existente mediante hidrolimpieza de las superficies metálicas, utilizando agua a alta presión, para dejar el soporte sano y rugoso. En ese momento se inspeccionará el estado del tablero, especialmente de las chapas nudo, y del interior de los cajones de apoyo en los estribos a través de una cámara. La reparación de los estribos se hará después de asegurar la transmisión del peso de la estructura a la estructura de sujeción.

Refuerzo con colocación de chapas y vigas y aplicación de tratamiento anticorrosión

En la siguiente fase se acometerá el refuerzo de la estructura colocándose las chapas superiores, inferiores y longitudinales y de las vigas exteriores para evitar los problemas de inestabilidad lateral y conseguir el correcto funcionamiento como viga portante.

Una vez finalizados los trabajos de reparación, se realizará una segunda fase de limpieza de la estructura metálica, sobre todo del tablero inferior, para aplicar el tratamiento de protección de la del tablero contra la corrosión. Las chapas nuevas llegarán tratadas contra la corrosión y los elementos que se conserven se tratarán después de soldar las chapas nuevas.

En las fases finales de los trabajos se procederá a la impermeabilización del tablero y a la ejecución del pavimento, se realizarán las pruebas de carga dinámica y estáticas y se retirará la estructura de sujeción.

Durante las obras, la empresa adjudicataria mantendrá el tráfico peatonal y rodado existente en el entorno. Para adjudicar el contrato se valorarán con hasta 50 puntos la oferta económica, con hasta 40 puntos la propuesta técnica y hasta 10 puntos los criterios sociales.

¿Te ha sido útil esta página?