El alcalde de Pamplona remite una carta a la presidenta del Gobierno para crear de forma inmediata una comisión paritaria de transferencias

El alcalde de Pamplona remite una carta a la presidenta del Gobierno para crear de forma inmediata una comisión paritaria de transferencias
En ella se debe acordar cómo el Gobierno de Navarra asume los servicios de su competencia que el Ayuntamiento ya no podrá ofrecer por falta de financiación
Ayuntamiento fachada

 

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha remitido una carta a la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, para solicitar la inmediata creación de una comisión paritaria de transferencias. En esa comisión se deben “acordar las condiciones en las que el Gobierno de Navarra asumirá la parte sobredimensionada de los servicios, junto con el personal que actualmente dedico a ellos por el Ayuntamiento”, y que Pamplona ya no podrá ofrecer por falta de financiación tras la próxima aprobación de la nueva ley de financiación municipal, que suprime la Carta de Capitalidad. 

Esta mañana, en sesión extraordinaria, el Gobierno de Navarra ha aprobado los tres proyectos de ley que regularán la nueva financiación municipal. Se trata del proyecto de Ley Foral de modificación de la Ley Foral 2/1995, de 10 de marzo, de Haciendas Locales; el proyecto de Ley Foral, por la que se establece la distribución y reparto del Fondo de Participación de las Entidades Locales en los tributos de Navarra por transferencias corrientes; y el proyecto de Ley Foral reguladora del Plan de Inversiones Locales. 

Como consecuencia de esos proyectos de leyes forales y según se recoge en la carta enviada, “el Ayuntamiento de Pamplona verá reducidos sus ingresos corrientes en más de 6 millones de euros anuales, que hasta ahora habían venido sufragando los costes suplementarios que esta ciudad tiene por ser la capital de la Comunidad Foral y que habían sido reconocidos en la exposición de motivos de la Ley Foral 16/1997”. La carta recuerda que “esta reducción de ingresos, según las previsiones del anteproyecto, se configura como definitiva y, en todo caso, irá aumentando progresivamente, dibujando un panorama futuro de ahogo financiero para la capital”. La carta concluye con el deseo de encontrar una solución a este problema.

Tal y como anunció el Ayuntamiento de Pamplona el miércoles, esa comisión de transferencia analizará las competencias impropias y delegadas que el Consistorio ya no podría atender con la reducción de ingresos recogida en la nueva financiación aprobada hoy por el Gobierno de Navarra y que pasará ahora a trámite parlamentario. El Ayuntamiento de Pamplona va a cuantificar el coste real de todos esos servicios y prestaciones que viene realizando desde hace 25 años y que, ante la falta de financiación con esos 6 millones de euros menos, debería volver a ejercer la administración competente, que es el Gobierno de Navarra.


 

¿Te ha sido útil esta página?