Pamplona explica sus políticas de sostenibilidad a representantes del proyecto europeo Demecol+, en el que participan cinco centros escolares de cinco países

Pamplona explica sus políticas de sostenibilidad a representantes del proyecto europeo Demecol+, en el que participan cinco centros escolares de cinco países
Imagen
Imagen
Imagen

 

 

La fotolinera de la estación de autobuses y las acciones que el Ayuntamiento de Pamplona ha llevado a cabo en materia de sostenibilidad han sido los ejes de la jornada de trabajo desarrollada ayer por la tarde con representantes del proyecto europeo Demecol+, en torno a la ecología y la democracia. Se trata de un proyecto financiado por los fondos europeos Erasmus+ en el que participan cinco colegios de cinco países (Alemania, Francia, Austria, Hungría y España), concretamente en Pamplona, el Colegio San Cernin.

La jornada de trabajo consistió en una exposición en el área de Proyectos Estratégico, Movilidad y Sostenibilidad en la que el director de Proyectos y Obras, Movilidad y Sostenibilidad, Alejandro Astibia, y el responsable de la Agencia Energética Municipal, Javier Zardoya, dieron a conocer las líneas estratégicas del Ayuntamiento de Pamplona en materia de energías renovables e instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo. Después, realizaron una visita a la fotolinera, ubicada en la estación de autobuses, que cuenta con una instalación fotovoltaica con 270 paneles en una superficie de 500 metros cuadrados, que suministra energía al edificio y al poste de recarga rápida para coches eléctricos. Por último, visitaron también la Ciudadela y el entorno recinto amurallado como ejemplos de cuidado del patrimonio y de los espacios verdes de la ciudad.

El proyecto lleva el título de ‘La participación democrática y la ecología: un proyecto para desarrollar conciencia europea y comportamientos democráticos en un entorno sostenible’. En la visita ha participado profesorado de Alemania, Austria y Francia, además del Colegio San Cernin. Con esta visita a Pamplona se ha retomado este proyecto, paralizado por la pandemia de la COVID-19, en la que se combinan experiencias propias de cada centro escolar, como el proyecto de San Cernin para reducir el desperdicio de comida en el colegio, con el conocimiento de las políticas de sostenibilidad de las entidades locales.

¿Te ha sido útil esta página?