Ocho personas con discapacidad por trastorno mental han realizado labores de mantenimiento y pintura de mobiliario urbano y labores agrícolas durante los últimos seis meses

Ocho personas con discapacidad por trastorno mental han realizado labores de mantenimiento y pintura de mobiliario urbano y labores agrícolas durante los últimos seis meses
Esta mañana se ha clausurado este programa del Ayuntamiento de Pamplona, en colaboración con Elkarkide
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

La Comisión de Asuntos Ciudadanos ha visitado esta mañana el proyecto de contratación de personas desempleadas afectadas por trastorno mental para la realización de tareas de pintura de mobiliario urbano y trabajos agrícolas de huerta. El proyecto finaliza esta semana tras seis meses de formación, durante los cuales ocho personas con discapacidad con trastorno mental grave han sido contratadas para llevar a cabo esos trabajos. 

Los ocho alumnos y alumnas, cuatro hombres y cuatro mujeres, han contado con el apoyo y supervisión de un oficial de pintura y una técnica de integración social. Este equipo de trabajo de 10 personas ha sido contratado por el Ayuntamiento de Pamplona y ha contado con subvención del Servicio Navarro de Empleo (SNE-NL) y la cofinanciación del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Para el desarrollo y seguimiento del programa se ha contado con la asistencia técnica de Elkarkide.

En estos seis meses, han alternado trabajos en huerta con trabajos de arreglo y pintura de mobiliario urbano. Durante 6 semanas, han realizado tareas agrícolas auxiliares en las huertas de Aranzadi que gestiona Elkarkide, habiendo podido conocer y realizar los diferentes trabajos del proceso de cultivo de productos hortícolas (plantado, recolección, poda, etc). Las labores de mantenimiento de mobiliario urbano se han concretado en el rascado, lijado, limpiado y pintado de 67 elementos de mobiliario urbano (principalmente bancos) y 8 ventanas, 2 verjas y una barandilla.

Como novedad, este año se han intensificado las acciones formativas durante el desarrollo del proyecto de cara a su preparación para una futura inserción laboral. Las personas participantes han recibido formación en aspectos relacionados con la prevención de riesgos laborales, agroecología y compostaje, competencias para la búsqueda de empleo, técnicas de pintura y competencias digitales, con las que se han potenciado sus cualidades a la hora de buscar salidas en el mercado laboral.
Este proyecto tiene el doble objetivo de la formación para la incorporación al ámbito laboral de personas con un perfil de discapacidad de más del 33%, que están afectadas por un trastorno de salud mental grave, y la creación de un recurso de empleo que pueda servir de puente entre los centros ocupacionales o centros especiales de empleo y el mercado de trabajo. 
 

¿Te ha sido útil esta página?