Licitadas las obras en el Chalet de Caparroso para adecuarlo como albergue de personas refugiadas sin estar reservado el contrato para Centros Especiales de Empleo

Licitadas las obras en el Chalet de Caparroso para adecuarlo como albergue de personas refugiadas sin estar reservado el contrato para Centros Especiales de Empleo
La Junta de Gobierno Local aprueba la nueva licitación manteniendo el presupuesto de 150.000 euros para los trabajos
chalet

 

La Junta de Gobierno Local ha aprobado una nueva licitación para las obras del denominado Chalet de Caparroso que pasará a convertirse en albergue de personas refugiadas. En la primera licitación se reservó el contrato para Centros Especiales de Empleo sin ánimo de lucro, Centros de Iniciativa Social o Empresas de Inserción, quedando desierta.

En esta ocasión, la contratación ya no incluye esa reserva y mantiene el presupuesto de 150.000 euros (IVA incluido). Del gasto, 105.000 euros están incluidos en el presupuesto de este año y 45.000 euros en el de 2022. Esta iniciativa se incluye en el acuerdo presupuestario entre los grupos de Navarra Suma y Socialistas del Ayuntamiento de Pamplona.

De esta manera, el Ayuntamiento de Pamplona reformará el espacio para su posterior cesión al departamento de Políticas Migratorias de Gobierno de Navarra, responsable de la gestión de este recurso destinado a personas refugiadas y migrantes que se han visto obligadas a abandonar los Programa de Protección Internacional del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y el Programa de Acogida Humanitaria. Podrán alojarse temporalmente hasta 16 personas.

Dejar el edificio en óptimas condiciones de limpieza, funcionalidad y seguridad

Este edificio del II Ensanche data del año 1900. Es una unidad aislada con cuatro fachadas libres, realizada con imagen de caserío vasco-francés. Está situado en el camino de Caparroso, 4, una calle principalmente peatonal. Su último uso fue residencial y ahora las obras se encaminan a adecuarlo a ese mismo uso, adaptando sus instalaciones a la normativa para dejarlo en óptimas condiciones de salubridad, funcionalidad y seguridad. Su última restauración integral fue en 2002. El edificio consta de planta baja más dos alturas.

En el exterior del edificio las obras consistirán en la limpieza de fachadas, la sustitución de vidrios, el sellado y la colocación de “quitamiedos” en los antepechos, cuyas alturas ya no cumplen con la normativa UE. Además, en la parte trasera, se levantará el paso hormigonado que recibía el agua de escorrentía del talud próximo al edificio, aprovechando para impermeabilizar el muro de esa fachada y evitar las humedades que presenta actualmente. Finalmente, se eliminará una pequeña tronera, hoy cegada.

Nuevos aseos, ascensor y cambios de iluminación, calefacción y sistema eléctrico

Dentro del chalet la propuesta de rehabilitación consiste en la ejecución de dos cuartos de baño en la primera planta y la instalación de un ascensor. Se sustituirá completamente iluminación y electrificación, así como las instalaciones de extracción y ventilación y se acondicionará el sistema de calefacción. No hace falta realizar ninguna intervención de refuerzo de la estructura, aunque sí picar revestimientos en los puntos en los que estén deteriorados.

En la valoración de las propuestas se otorgarán a la propuesta técnica hasta 40 puntos, los mismos que a la oferta económica; hasta 10 puntos a los criterios sociales y hasta 5 puntos tanto al plazo de ejecución de la obra como al criterio medioambiental.

¿Te ha sido útil esta página?