Las últimas inundaciones obligan a reubicar cinco centros soterrados de transformación eléctrica del barrio de Rochapea para evitar suspensiones del servicio

Las últimas inundaciones obligan a reubicar cinco centros soterrados de transformación eléctrica del barrio de Rochapea para evitar suspensiones del servicio
El Ayuntamiento y la empresa i-DE Redes han suscrito un convenio para reubicar los equipos, que pasarán a un nuevo emplazamiento en superficie
inundaciones



Con el objetivo de evitar nuevos daños e incidencias en el servicio eléctrico en el barrio de Rochapea, el Ayuntamiento de Pamplona ha suscrito un convenio con la empresa i-DE Redes Eléctricas Inteligentes para modificar la ubicación de cinco de los centros de transformación eléctrica soterrados que existen en el barrio. Los nuevos centros se levantarán en superficie, para minimizar los efectos de posibles futuras riadas.

 A través de este convenio, la empresa eléctrica se compromete a llevar a cabo las obras de reubicación de los centros de transformación, que pasarán de cinco a cuatro, y la reurbanización de las zonas afectadas. La previsión es realizar una inversión de alrededor de 350.000 euros. La actuación se inscribe dentro del plan de inversiones de la compañía para los años 2024-2027 y que debe recibir el visto bueno del Gobierno de Navarra. No obstante, la empresa confía en poder iniciar las obras en el segundo semestre de 2023. 

Por su parte, en este convenio de colaboración, el Ayuntamiento de Pamplona se compromete a determinar las nuevas ubicaciones de estos centros de transformación eléctrica y la cesión de suelo público necesario para levantarlos. Además, costeará los gastos de recubrimiento de los nuevos centros. Estos trabajos se han cifrado en 48.397,98 euros (IVA incluido).

Los cinco centros de transformación que se prevé modificar se encuentran, en estos momentos, en espacios subterráneos dentro de la zona inundable del barrio, en la calle Ochagavía, en Travesía de las Huertas, en el tramo peatonal de la prolongación de la calle Joaquín Beunza, en la calle Río Arga, y en la confluencia de la calle Arbizu con Baroja Nessi. Son habitáculos de hormigón enterrados, donde se ubican transformadores, líneas de media y baja tensión y demás equipamientos para la gestión del suministro eléctrico al cliente final. Pese a las mejoras realizadas en los últimos años para evitar afecciones por las avenidas de agua, lo cierto es que en las inundaciones de 2009, 2013 y en especial en las de diciembre del año pasado el servicio que proporcionan se vio seriamente afectado. De hecho, se produjeron cortes de suministro, impidiendo el acceso a garajes, comunidades de vecinos y negocios. Además, al tratarse de infraestructuras subterráneas, no se pudo recuperar el servicio hasta que comenzaron las labores de achique.

Ante esta situación, la solución que tanto el Consistorio como la empresa han considerado más oportuna es la construcción de nuevos centros de transformación en nuevas ubicaciones y en superficie, de forma que el servicio que prestan los cinco centros soterrados más vulnerables a las riadas se ofrecerá a través de cuatro nuevas infraestructuras en superficie. Además del traslado de los centros, será preciso realizar nuevas canalizaciones de redes de media y baja tensión para poder conectar las actuales con las nuevas ubicaciones. 

En el trabajo conjunto para consensuar dónde instalar estas infraestructuras, se buscará la mejor integración visual de los nuevos centros de transformación en el espacio urbano. 
 

¿Te ha sido útil esta página?