La Junta de Movilidad del Ayuntamiento de Pamplona acuerda no modificar los actuales sentidos de circulación en Milagrosa

La Junta de Movilidad del Ayuntamiento de Pamplona acuerda no modificar los actuales sentidos de circulación en Milagrosa
Este órgano, con representación de todos los grupos políticos municipales, aprueba por unanimidad lo ya establecido en Manuel de Falla y Río Urrobi


Milagrosa

El Ayuntamiento de Pamplona, en una decisión unánime de los miembros de la Junta de Movilidad en la que hay representación de todos los grupos políticos, ha acordado no revertir los cambios de dirección actuales del barrio de la Milagrosa, unos sentidos de circulación que se establecieron tras las actuaciones de peatonalización de la calle Manuel de Falla y Río Urrobi.

Dado que en breve comenzarán las obras definitivas de la primera fase del proyecto, que supondrán cortes y direcciones iguales o muy similares a los actuales, la Junta ha decidido mantener presente la situación. Por otra parte, retroceder en la decisión municipal inicial supondría ir en contra del objetivo último del proyecto, permitiendo un tránsito de vehículos ajenos al barrio, desde la avenida de Zaragoza hasta la calle Blas de Laserna.

El Ayuntamiento de Pamplona, después de reunirse con el vecindario de Milagrosa aprobó el año pasado el Proyecto de Reurbanización de las calles Río Urrobi, Río Irati y Manuel de Falla, con el objetivo de mejorar la calidad de espacio urbano y el interior del barrio, conseguir más espacio para el peatón y para una movilidad sostenible, y evitar el tránsito de vehículos que cruzan Milagrosa como lugar de paso hacia otros barrios. Cuando finalice el proyecto se habrán alcanzado esos objetivos, pero las restricciones en el tráfico necesariamente habrán generado nuevos recorridos a los que deberán acostumbrarse los vecinos.

Por el momento el Ayuntamiento ha adelantado actuaciones del proyecto en el entorno de la calle Manuel de Falla y Río Urrobi para amortiguar los efectos de la pandemia articulando espacios peatonales más amplios que permitan el paseo con distancia de seguridad entre viandantes. Eso se ha hecho mediante intervenciones blandas: pintura, mobiliario urbano y jardinería, aunque lo previsto es un futuro se consoliden los cambios a través de la ejecución del proyecto. Estas actuaciones, además de esos efectos positivos, también están suponiendo a los vecinos el inconveniente de adelantar a este momento los nuevos circuitos de tráfico, eliminando plazas de aparcamiento. Para suplir esa disminución el Ayuntamiento ya destinó como zona verde plazas en la calle Río Ulzama y Mochuelo, además de tener previsto para este año la ejecución de un gran aparcamiento para uso exclusivo de vecinos de la Milagrosa en la calle Blas de Laserna.

Analizada la solicitud de algunos vecinos y transportistas en el sentido de revertir las direcciones que se han establecido con el nuevo ordenamiento de tráfico, la Junta de Movilidad ha decidido no atender la sugerencia toda vez que, además, otros vecinos que inicialmente veían dificultades con las nuevas direcciones, ya se han adaptado y buscado nuevos recorridos que, con tiempos y distancias similares, les permiten moverse por el barrio.

¿Te ha sido útil esta página?