Gobierno y Ayuntamiento de Pamplona firman el protocolo para la cesión del solar de la antigua cárcel

Gobierno y Ayuntamiento de Pamplona firman el protocolo para la cesión del solar de la antigua cárcel
El Gobierno de Navarra construirá en ese lugar la ampliación del Palacio de Justicia, en cuya distribución de espacios ya se viene trabajando
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

 

 

Gobierno de Navarra y Ayuntamiento de Pamplona han firmado, este viernes, el protocolo que regirá la cesión del solar de la antigua cárcel, de propiedad municipal, a un Ejecutivo que será responsable de construir en ese lugar un nuevo edificio para la ampliación del Palacio de Justicia. El acto protocolario de la firma ha sido protagonizado esta mañana, en el Palacio de Navarra, por el consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos; y por el alcalde de Pamplona, Enrique Maya.

En ese solar se construirá un nuevo edificio que permitirá “dar un mejor servicio público de Justicia y garantizar las mejores condiciones laborales para los principales operadores del mismo”, según ha señalado el consejero Santos; y se cuidará especialmente, además, lo relativo a la Memoria Histórica de la antigua cárcel.

Santos ha agradecido la colaboración encontrada en un Ayuntamiento cuyo alcalde, Enrique Maya, ha expresado “el deber de colaboración entre instituciones”, que “siempre aporta resultados satisfactorios no solo a los intervinientes, sino también a la ciudadanía en general”. En ese sentido, Maya ha subrayado la coincidencia de Gobierno y Ayuntamiento en “ofrecer un mejor servicio público” de Justicia.

El protocolo firmado responde al trabajo realizado por la Dirección General de Justicia del ejecutivo foral, en el que se detectaron las principales necesidades, en materia de espacio, en el actual Palacio de Justicia; y que identificó como solución más eficiente la ampliación del mismo en el solar contiguo. A través de diversas reuniones con agentes y operadores jurídicos, la Dirección General de Justicia concretará en los próximos meses el programa de necesidades para la licitación de la redacción del Proyecto de Ejecución del nuevo edificio. No obstante, y de manera previa, ya se han establecido algunas prioridades para los espacios del nuevo edificio y la reorganización de los espacios ya existentes.

Mejora de Juzgados de Menores, Familia y Violencia sobre la mujer

Una de estas prioridades es que las zonas correspondientes a Fiscalía y Juzgado de Menores puedan contar con zonas de espera y reunión adecuadas y adaptadas a las características especiales de estos juzgados. También podrán unificarse los Juzgados de Familia, actualmente repartidos en diversas plantas del Palacio de Justicia, para que compartan las salas de pruebas preconstituidas y otras salas de uso común.

Del mismo modo, el Juzgado de Violencia sobre la mujer podrá ser un espacio con mayor intimidad respecto al resto de juzgados; y se perfeccionarán los recorridos de circulación, evitando que víctima y presunto agresor se encuentren. Con esta actuación, se completaría la mejora realizada hace dos años, cuando se creó una sala de pruebas preconstituidas y otra de espera adaptada para los menores.

Por otro lado, el nuevo edificio permitirá la ampliación del Juzgado de Guardia, dotándole de unas oficinas más adecuadas al servicio que se presta; y responder a la demanda creciente en materia de Mediación, que requiere de nuevos despachos y espacios específicos.

También está previsto trasladar a la planta baja del nuevo edificio tanto el Registro Civil de Pamplona como la Gerencia Territorial de Justicia, actualmente en otras oficinas del Gobierno de Navarra.

Más espacio para el INML

Otros órganos judiciales que verían mejoradas sus condiciones son el Instituto Navarro de Medicina Legal y Ciencias Forenses, y la Audiencia Provincial. En concreto, los estudios preliminares abogan por ampliar las instalaciones del INML para agrupar los espacios de trabajo de la plantilla de psicólogos, trabajadores sociales y médicos forenses, que está aumentando en los últimos años para responder a las demandas de la ciudadanía. Respecto a la Audiencia Provincial, se ha detectado que la superficie que dispone dentro del actual Palacio de Justicia es insuficiente, incluso para los despachos y oficinas existentes en la actualidad.

También mejorarán las condiciones de trabajo del personal de mantenimiento de los Palacios, que actualmente no cuentan con vestuario, ni taller de trabajo o almacén adecuado. También se incluye, en los estudios previos, la necesidad un crear un nuevo depósito para el Archivo Judicial, puesto que el actual tiene una vida útil estimada de tres años más; o nuevas plazas de aparcamiento, ambos en el sótano del edificio que se construirá.

Espacio de Memoria Histórica

Las anteriores son algunas de las claves organizativas que se manejan en su conjunto para el edificio actual del Palacio de Justicia y la nueva construcción que se realizará en el solar que ahora se cede. Cabe destacar, además, que el pasado 22 de diciembre el Gobierno de Navarra acordó declarar como Lugar de Memoria un pequeño espacio en el que se construirá un espacio memorial integrado en el proyecto de ampliación del Palacio de Justicia de Navarra.

El Gobierno, mediante su declaración de Lugar de la Memoria Histórica de Navarra, actuará coordinando la integración de este espacio memorial en su reforma urbanística. Como en el resto de lugares declarados así, el objetivo es hacer de la memoria una cuestión de futuro y una herramienta indispensable para promover valores de respeto, tolerancia y libertad. Desde el Departamento de Relaciones Ciudadanas, se hace hincapié en que tales espacios son “fundamentales a la hora de promocionar y transmitir valores de paz y convivencia, desde el recuerdo a lo ocurrido y resignificando estos espacios de terror en espacios de recuerdo”.

Con las actuaciones que se lleven a cabo, se cumplirá también un mandato del Parlamento de Navarra, que aprobó una moción en la que se considera la construcción del nuevo edificio como “una ocasión inmejorable para aunar, como ya sucede en otros países, la memoria que debemos a quienes sufrieron represión por causa de su compromiso con los derechos y libertades, con una expresión tan importante de su efectividad como es  la existencia de un servicio público de Justicia que garantice el Estado Derecho y, con él, la efectividad de las reivindicaciones que dan contenido, en los términos que establece la ley, a esa memoria: verdad, justicia,  reparación y garantías de no repetición”.

¿Te ha sido útil esta página?