El Ayuntamiento sustituye el cerramiento metálico de los frontones de la Rochapea para evitar la entrada de aire y mejorar el uso de las instalaciones

El Ayuntamiento sustituye el cerramiento metálico de los frontones de la Rochapea para evitar la entrada de aire y mejorar el uso de las instalaciones
La inversión municipal es de 40.000 euros (IVA no incluido) y está previsto que los trabajos concluyan hoy

El Ayuntamiento de Pamplona está sustituyendo el cerramiento metálico de los dos frontones cubiertos del barrio de la Rochapea. Con esta obra se quiere evitar la entrada de aire y las corrientes que molestan tanto a los jugadores como al público. Asimismo, al separar los frontones del campo de fútbol ‘El Irati’, se mejorará la protección del espacio del impacto de balones. La solución está calculada para una fuerza de viento superior a 140 N/m2. La inversión municipal es de 40.000 euros (IVA no incluido). Los trabajos, que está previsto finalicen hoy, los está realizando Construcciones Metálicas Larumbe, S.L.

El modelo elegido para el nuevo cerramiento se caracteriza por ser una solución más ligera visualmente a la que existía, ser resistente a los impactos de balonazos y por proteger el espacio del viento. Se trata de un bastidor metálico, dividido en 3 huecos, que se sujeta en los postes con patillas. En el bastidor se encajan unas placas de policarbonato compacto incoloro con protección UV para exteriores de 12 mm de espesor. El conjunto metálico irá lacado en verde.

Los frontones están situados en la calle Nazario Carriquiri. Tienen un uso libre y gratuito por parte de cualquier persona y también acogen campeonatos y partidos organizados por asociaciones. Fueron construidos en 1986 y reformados con posterioridad. Los dos frontones cubiertos tienen 27 metros de largo por 14 metros de ancho y cuentan con iluminación y unas pequeñas gradas. Además, existen otros dos frontones descubiertos de 15 metros de largo por 8 metros de ancho.