Comienzan los trabajos de adecuación de las aceras de la avenida de San Ignacio, en el tramo comprendido entre García Ximénez y la plaza de Príncipe de Viana

Comienzan los trabajos de adecuación de las aceras de la avenida de San Ignacio, en el tramo comprendido entre García Ximénez y la plaza de Príncipe de Viana
Se pretende homogeneizar la planimetría de las aceras, ahora con diferentes pendientes, mejorar la recogida de pluviales y aunar diseño de baldosas
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

 

 

El Ayuntamiento de Pamplona ha iniciado esta semana obras de adecuación de aceras en la avenida de San Ignacio, principalmente en el tramo comprendido entre García Ximénez y la plaza de Príncipe de Viana. Se trata de lograr una planimetría homogénea y resolver problemas de recogida de pluviales. Los trabajos se prolongarán durante cinco semanas y cuentan con un presupuesto de 73.000 euros. Los ejecutará la empresa Erri Berri, como contrata de mantenimiento del Servicio de Obras de Conservación Urbana.

La acera del lado de los números pares posee muy poca pendiente longitudinal. La renovación de los locales de la zona para adaptarse a la ley de accesibilidad y el cambio de cota en el encuentro con la repavimentación de la calle García Ximénez ha provocado con el paso de los años una problemática con la recogida de pluviales. Las condiciones del pavimento no se han modificado en décadas, por lo que en la actualidad las conducciones son bastantes antiguas y la superficie final presenta cierta irregularidad con baldosas lisas.

En esa zona se va a instalar una nueva línea de recogida de pluviales de los edificios, que en la actualidad vierten a la rígola, y se va a ejecutar una línea de alumbrado más profunda. Con ello se podrá reponer el bordillo con una pendiente continua y se facilitará el acondicionamiento precisamente de esa rígola para mejorar la accesibilidad hacia la acera desde la línea de aparcamiento. Además, se aprovechará para repavimentar con una solera de apoyo que pueda resistir cargas habituales en una ciudad y, finalmente, se colocarán baldosas hidráulicas, como las ya existentes en la zona de García Ximénez, que mejoren la resbaladicidad cuando llueva.

Esta actuación conllevará también un reajuste en la línea de aparcamiento, priorizando y facilitando el acceso desde las plazas reservadas a personas con movilidad reducida. Los trabajos que se están llevando a cabo se acordaron en las pasadas semanas con los locales existentes, consensuando fechas de inicio, plazos, configuración de las obras y accesos a los establecimientos. Durante el tiempo de ejecución, únicamente habrá afecciones para el tránsito peatonal para el que se ha generado un pasillo con accesibilidad a portales y locales.

La acera del lado de los portales impares presenta una mejor situación. En esa zona las obras que se llevarán a cabo consistirán en un cambio del tipo de baldosa para que se logre una apariencia uniforme en aceras y tramos peatonales.

¿Te ha sido útil esta página?