Ayuntamiento, discotecas y otros locales de ocio de Pamplona aúnan esfuerzos para mejorar la seguridad en el interior de los locales y el entorno de las zonas de fiesta

Ayuntamiento, discotecas y otros locales de ocio de Pamplona aúnan esfuerzos para mejorar la seguridad en el interior de los locales y el entorno de las zonas de fiesta
Suscriben un acuerdo para fomentar el ocio responsable y erradicar el uso de armas blancas como medida preventiva de delitos violentos
Imagen
Imagen
Imagen

El Ayuntamiento de Pamplona, discotecas y otros locales de ocio de la ciudad se han comprometido a tomar medidas preventivas frente a delitos relacionados con armas blancas. Los locales de ocio apuestan por erradicar el uso de estas armas tanto en el interior de sus establecimientos como en el entorno, con la ayuda del Consistorio, en defensa de un ocio responsable y respetuoso.

Aunque en Pamplona no se han producido sucesos tan graves como los registrados en poblaciones cercanas, el Ayuntamiento y los locales de ocio han suscrito un acuerdo que recoge el compromiso de los hosteleros a no permitir el acceso a clientes que porten armas blancas o elementos punzantes. Las armas que se retiren se entregarán a la Policía Municipal, que facilitará detectores de metales a los establecimientos y será informada de manera inmediata ante cualquier delito cometido en el local, para intervenir sin demora.

Policía Municipal preparará carteles informativos de la prohibición de acceso con armas blancas, que los propietarios colocarán en zonas visibles de sus locales. Los agentes realizarán controles en los entornos de ocio y establecerán dispositivos preventivos de peleas y actitudes delictivas. Como medida disuasoria, también se instalarán cámaras de videovigilancia en la vía pública. En ningún caso se permitirá la celebración de eventos de ocio en locales sin licencia.

Los locales también ratifican su compromiso de cumplir estrictamente los horarios establecidos, ofrecer un trato respetuoso, respetar los aforos y evitar que los clientes saquen vajilla o botellas de cristal fuera de los establecimientos. También señalan su disposición para evitar que los usuarios molesten a los vecinos al salir de sus locales.