El Ayuntamiento de Pamplona incrementa las medidas para reducir la población de palomas en la capital y lanza una campaña para pedir la colaboración ciudadana

El Ayuntamiento de Pamplona incrementa las medidas para reducir la población de palomas en la capital y lanza una campaña para pedir la colaboración ciudadana
El Consistorio empezó a tomar medidas en octubre de 2020 y desde entonces ha aminorado la presencia de estas aves un 20%
Fichier
Fichier
Cartel

 

Con mensajes como “No las alimentes, cuida tu salud’ y ‘Las sobras, sobran. Recógelas”, el Ayuntamiento de Pamplona lanza una campaña para pedir la colaboración de toda la ciudadanía en el objetivo de reducir la población de palomas en la ciudad. Con esta iniciativa se incrementan las medidas que desde el Consistorio se están llevando a cabo desde que en 2020 se detectara una sobrepoblación de estas aves, y que ya están dando resultados, ya que el número de palomas presentes en la ciudad se han reducido de los 10.000 ejemplares a los 8.000 que se contabilizan en estos momentos.

La campaña que pone en marcha el Ayuntamiento de Pamplona pretende lanzar un mensaje claro y directo a través de dos ideas principales: “No las alimentes, cuida tu salud’ y ‘Las sobras, sobran. Recógelas”. Se transmite así a la ciudadanía la importancia de no alimentar a las palomas, así como de no dejar sobras de comida a libre disposición de las aves. Los carteles que se han diseñado se colocarán en lugares visibles de la ciudad (bancos, elementos verticales, cristaleras de terrazas de hostelería…) con el fin de que su mensaje llegue al mayor número de población posible. A su vez, la campaña se difundirá a través de los medios de comunicación convencionales o redes sociales.

La hostelería es uno de los sectores que más sufre de manera directa las consecuencias de la presencia de estas aves en la vía pública, y más teniendo en cuenta la proliferación de terrazas a consecuencia de las medidas para evitar la propagación del Covid-19. Teniendo esto en cuenta, el Ayuntamiento les ha presentado la campaña para pedirles su opinión y colaboración para difundir el mensaje. Los representantes de los hosteleros han mostrado su apoyo a la iniciativa y la distribuirán entre los distintos establecimientos para que se coloquen carteles y recomendaciones que incluye la campaña. Además, también se colocarán en colegios, institutos, y centros deportivos de la ciudad.

La colaboración de todos, esencial para acabar con la sobrepoblación de palomas

A través de esta campaña se incide en la importancia que tiene no alimentar a las palomas para ayudar al control de su población, ya que su facilidad de conseguir alimento está directamente relacionada con una mayor capacidad de reproducción, teniendo en cuenta además que autorregulan su población en función del alimento disponible.

Las palomas pueden sobrevivir en las ciudades por sí mismas alimentándose de insectos y pequeños gusanos que se encuentran en los árboles y jardines. De esta forma natural consiguen dos puestas al año de dos huevos. Pero si están sobrealimentadas porque encuentran restos alimentarios o se les proporciona deliberadamente comida o pienso, pueden llegar a multiplicar sus puestas de 4 a 6 veces llegando rápidamente a una sobrepoblación. De ahí la importancia de la colaboración ciudadana a la hora de evitar dar de comer a estas aves, o dejar restos de comida en la vía pública, que luego éstas puedan ingerir.

El control de la población es muy importante para disminuir las posibilidades de transmisión de enfermedades infecciosas y parasitarias, que llevan consigo las palomas y son transmisibles a la ciudadanía. A modo de ejemplo, se conoce que pueden llegar a transmitir hasta 40 enfermedades y más de 50 parásitos. Cabe destacar, además, la incidencia de los graves daños que sus excrementos producen en edificios, monumentos, calles y mobiliario urbano de la ciudad, lo que provoca un incremento de los recursos económicos que tanto la administración pública como los particulares deben destinar para su reparación.

Los trabajos realizados han logrado reducir en un 20% la cifra de palomas que había en Pamplona

En octubre del pasado año, y tras detectar una superpoblación de palomas en la ciudad y el incremento de avisos y denuncias ciudadanas relativos a las molestias que esas aves producían, el Ayuntamiento puso en marcha un Plan para controlar su población. Para ello, se licitó la contratación de una empresa que pudiera elaborar un censo fiable del número de palomas que anidan en Pamplona, pusiera en marcha el palomar ecológico existente en la Taconera y fuera trasladando las palomas de sus hábitats habituales a ese recinto con el objeto de empezar un control efectivo dl número de ejemplares.

El análisis de la situación realizado cifró la población de palomas existente en la ciudad en unos 10.000 ejemplares. Con los trabajos efectuados y la puesta en marcha del palomar de la Taconera y otro auxiliar que se construyó en los fosos, se pudo llegar a realizar el traslado a palomares fuera de la ciudad de unos 2.000 ejemplares. Una vez finalizado el contrato con la empresa encargada de este tema, y habiéndose constatado que un único palomar era insuficiente para realizar un control efectivo de la población de palomas debido al exceso de población existente, se decidió realizar una campaña de captura controlada de palomas, que se deberían trasladar a palomares cerrados ubicados a una distancia tal de la ciudad que no permita su retorno, evitando el sacrificio y el maltrato de palomas.

Los trabajos continúan hasta lograr unos niveles de población que no generen problemas a la ciudadanía

El fin de estas acciones es conseguir reducir la población de palomas hasta un nivel que permita eliminar las molestias que estas aves causan a la ciudadanía. Para ello, se ha contratado una empresa especializada que iniciará próximamente los trabajos de captura de palomas en los lugares en los que actualmente anidan y que se están localizando tanto a través de las denuncias y avisos ciudadanos, y el trabajo de los técnicos de zoonosis del Ayuntamiento.

Además, desde el Ayuntamiento se está trabajando en poner en marcha una gestión integral de este asunto, que sume nuevos trabajos a los que se están realizando actualmente en ese sentido. Así, se plantea la construcción y gestión de nuevos palomares ecológicos en otros lugares de la ciudad en número suficiente para albergar la totalidad de la población de palomas. Con esta medida se conseguirá llevar a cabo un control efectivo de la población y estabilizarlo en los niveles que los técnicos consideren idóneos en cada momento. También se podrá efectuar un control sanitario efectivo de las aves, evitando la transmisión de parásitos y enfermedades al tenerlas controladas en lugares localizados

¿Te ha sido útil esta página?