El Ayuntamiento de Pamplona habilitará 234 plazas de estacionamiento para residentes en Milagrosa-Arrosadía

El Ayuntamiento de Pamplona habilitará 234 plazas de estacionamiento para residentes en Milagrosa-Arrosadía
El estacionamiento se ejecutará en una parcela pública dotacional y estará terminado después del verano
Milagrosa

 

El Ayuntamiento de Pamplona habilitará 234 plazas de estacionamiento en Milagrosa-Arrosadía, adecuando un solar de 6.545,70 m2 como aparcamiento específico para vecinos. El espacio se encuentra al sur del barrio, entre las calles Blas de la Serna y Rïo Ultzama. Para llevar a cabo el nuevo aparcamiento deberán realizarse trabajos de movimiento de más 5.000 m3 de tierra, además de los drenajes, pavimentación de calles, instalación de alumbrado público, cierre perimetral, así como pintura de señalización. Está previsto que las obras que comiencen a final de primavera y estén concluidas para después del verano. Esta mañana la Junta de Gobierno Local ha aprobado la licitación para contratar a la empresa que llevará a cabo la ejecución de la intervención por un precio inicial de 285.620,40 euros.

Estos nuevos estacionamientos vienen a compensar al alza la desaparición de otras 200 plazas por la peatonalización de las calles Manuel de Falla, Río Urrobi y Río Irati, dentro del proyecto de Reurbanización y renovación de redes de esa zona. Dado que, según los estudios de DORNIER, la empresa concesionaria de la Zona Azul, las plazas eliminadas estaban ocupadas fundamentalmente por residentes, el Ayuntamiento de Pamplona ha busca otro espacio cercano para dar respuesta a las necesidades del vecindario.

Ante la falta de espacio libre en el barrio de Milagrosa-Arrosadía el Consistorio identifico ese, de entre sus solares patrimoniales, como el más apropiado por cercanía. El lugar donde se ejecutará el futuro aparcamiento disuasorio (parcela 2192 del polígono 5) tiene carácter ‘dotacional’ según el Plan Municipal de Pamplona. La solución planteada para compensar la pedida de plazas ha sido validada por Gerencia de Urbanismo, el Área de Seguridad Ciudadana, y el de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad. Este aparcamiento viene a reforzar un conjunto de aparcamientos gratuitos disuasorios que existe dos manzanas próximas cuyo perímetro lo conforman la avenida de Zaragoza y las calles Mochuelo, Blas de la Serna y Río Ultzama.

Un aparcamiento para uso de residentes

El solar está situado entre las calles Blas de La Serna y Río Ultzama, en la que se ubica una unidad inmobiliaria longitudinal, compuesta por 6 portales contiguos en el lateral oeste. Está en una pendiente ascendente y presenta un desnivel de hasta 5 metros. de material de relleno. La urbanización perimetral de la parcela se encuentra en buen estado y se compone de aceras de anchura variable con arbolado y, en el caso de Blas de la Serna, un carril bici diferenciado. Para poder adecuar a su nuevo uso este espacio, la actuación deberá comenzar con la retirada del material de relleno de forma para dejar una pendiente de máximo un 2% en sentido transversal y 4,47% en sentido longitudinal y conseguir así que las rasantes definitivas faciliten el estacionamiento.

La organización del interior de la parcela será, en sentido transversal al solar, una malla de calles de circulación asfaltadas de sentido único con playas de aparcamiento ejecutadas en zahorras compactadas. En cada playa habrá doble línea de aparcamiento en batería hasta generar las 234 plazas previstas. Lo previsto es que, tanto calles, como las líneas de aparcamiento tengan una anchura de 5 m. y las playas, para evitar problemas de encharcamientos, tendrán sistema de zanja drenante con material filtrante y malla geotextil en los laterales más bajos. Lo previsto es que el acceso se realice mediante un paso rebajado entre el arbolado de la calle Río Ultzama que es donde menos se interfiere al diseño de tráfico actual en el perímetro, ya que al norte se encuentra la rotonda y en el lado este la acera lleva carril bici diferenciado.

El nuevo aparcamiento estará circundado por una barandilla de tubo de acero de 2 metros y en este espacio se instalará el alumbrado público necesario para conseguir los niveles adecuados de iluminación, mediante canalización subterránea. Lo previsto es colocar 4 columnas de 12 metros de altura con 4 proyectores cada una de ellos. Finalmente, el aparcamiento se señalizará, horizontalmente (para favorecer la entrada y salida de vehículos al aparcamiento y el sentido único de las calles. Se colocarán dos carteles de acero grafiados con la normativa de utilización de la zona de aparcamiento, para uso vecinal (requerirá estar en posesión de la tarjeta de vehículo residente de la zona).

¿Te ha sido útil esta página?