El alcalde de Pamplona recibe a niños y niñas venidos de Chernóbil para pasar el verano

El alcalde de Pamplona recibe a niños y niñas venidos de Chernóbil para pasar el verano
La Organización Mundial de la Salud recomienda que los menores pasen al menos 40 días al año fuera de la zona afectada por el accidente nuclear 
Image

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha recibido esta mañana a niños y niñas ucranianos provenientes de Chernóbil que pasan estos meses de verano en Navarra y País Vasco gracias a la Asociación Chernóbil Elkartea. Los menores han acudido al Consistorio con miembros de sus familias de acogida y voluntarios de la asociación, en la víspera de regresar a su país.

Fue el 1 de julio cuando un total de 197 menores aterrizaron en Bilbao para disfrutar de un verano diferente, alejados de las penurias que aún arrastra Chernóbil desde el accidente nuclear que en 1986 asoló la zona. De todos ellos, más de una veintena lo han hecho en tierras navarras, gracias a la colaboración de familias de acogida que desinteresadamente están dispuestas a compartir las vacaciones estivales con estos niños y niñas. 

Para los menores, el viaje supone no sólo una oportunidad de conocer un país y una cultura diferente sino fortalecer su salud, deteriorada al vivir en una zona aún afectada por la radiación. De hecho, para ayudar a ese sistema inmunitario afectado, desde la Organización Mundial de la Salud recomiendan que los menores salgan al menos 40 días al año de esa zona para poder fortalecer su organismo y sus defensas.

Desde 1995 
La Asociación Chernóbil Elkartea lleva ya casi un cuarto de siglo organizando programas de acogida para niños y niñas de Chernóbil. El primero de estos viajes fue en 1995. Desde entonces cada año han traído al País Vasco y Navarra, de media, unos 150 niños y niñas cada año, de entre 6 y 14 años. Hubo dos años, en 2008 y 2009, en los que la asociación trajo más, pero después el número de beneficiarios se estabilizó en torno a los 200, según explican desde Elkartea. 

En el encuentro con el alcalde, Mari Carmen Oscáriz, voluntaria de la asociación, reconocía que todavía hace falta seguir trabajando para dar a conocer a la asociación y el trabajo que realizan en favor de los niños de Chernóbil. La búsqueda de familias de acogida es constante, para poder ayudar al mayor número posible de menores. y niñas. Por eso, Enrique Maya ha agradecido a todas las familias de acogida su generosidad y ha animado a las familias pamplonesas “a vivir esta experiencia al menos una vez”. 

Aunque todos los niños y niñas que viajan desde esta región ucraniana residen durante el verano con familias de acogida, desde la asociación organizan una veintena de actividades y visitas conjuntas, para que los menores puedan en este tiempo mantener el contacto con sus compañeros. En esta agenda de visitas institucionales se inscribe la recepción de esta mañana en el Ayuntamiento de Pamplona. 

El viaje a Navarra y País Vasco de estos 197 menores concluye mañana miércoles, cuando viajan de vuelta a su ciudad y volverán a reunirse con sus familias. La Asociación Chernóbil Elkartea aprovecha, además, este viaje de regreso para mandar ayuda humanitaria, que haga el día a día de estos niños un poco más cómodo. 

¿Te ha sido útil esta página?