Pamplona es verde

La historia y el desarrollo de la ciudad ha llevado a construir una localidad repleta de zonas verdes y árboles, en la que se funden el patrimonio cultural y la naturaleza urbana. Cuenta con numerosas hectáreas de parques y jardines que hacen de ella una ciudad verde e interesantes ejemplares de árboles singulares jalonan sus parques y sus calles. Sus 60.000 árboles y 300 hectáreas de zonas verdes suponen el 15% de la superficie de la ciudad. Sin duda, todo esto contribuye a una mejor calidad de vida, así como al fomento de actividades deportivas, de ocio y relacionadas con el conocimiento del medio ambiente. 
 

Parques y jardines

Imagen
Vista de los Jardines de la Taconera con las escultura de Julian Gayarre
Jardines de la Belle Epoque

El derrumbe de la muralla supuso la expansión de Pamplona y el nacimiento de un nuevo concepto de urbanismo con diseños de jardines como el de la Media Luna y Taconera, de estilo modernista

Imagen
Vista de la Vuelta del Castillo con un banco verde en primer plano
Ciudadela y Vuelta del Castillo

El Primer Ensanche se desarrolló en torno a la Ciudadela, construcción militar renacentista que se rodea de un cinturón verde que hoy en día se conoce como Vuelta del Castillo

Imagen
El lago de Yamaguchi con su géiser echando agua
Yamaguchi y Jardín de la Galaxia

La ciudad se expandió en torno al Camino de Santiago y apostó por la reconversión de espacios industriales en zonas verdes, dando lugar a parques como el de Yamaguchi, de estilo japonés

Imagen
Yendo hacia la Pasarela de Parque Fluvial, cerca del Molino de Caparroso
Parque Fluvial

En los años 80, la recuperación de las riberas de los ríos da origen al Parque Fluvial del Arga, espacio que, unido a los jardines de los campus universitarios, forma un paseo de más de 25 kilómetros

Qué hacer