Portal nuevo

Nos encontramos ante una de las entradas más espectaculares de la ciudad, que conecta el paseo de ronda con el Parque de la Taconera. Esta apertura del recinto amurallado se realizó a partir de 1571 por orden del rey Felipe II.

Junto a la construcción de la Ciudadela, se reforzaron también otras zonas de la antigua muralla. Así, se construyó desde la fortaleza hasta el ángulo noroeste (la torre de Santa Engracia) y hasta el ángulo sudeste (la puerta de Tejería y el Cubo de Caparroso). Además, se crearon nuevos baluartes y se abrieron los portales de La Taconera, San Nicolás, Tejería y, finalmente, el del Portal Nuevo, antiguamente llamado de Santa Engracia. 

Este puente fue derruido por los bombardeos absolutistas de 1823, y fue reconstruido por Victor Eusa a mediados del siglo XX. Tras su demolición en 1906, se colocó una valla de hierro. Bajo su arco pasa la Cuesta de la Estación o Avenida de Guipúzcoa, la salida natural de la ciudad hacia Vitoria o San Sebastián. En su día, la primera línea de ferrocarril navarra pasó por este punto. 

Una de las dos torres gemelas que rodean el arco del portal sostiene el escudo imperial de Carlos V, que anteriormente estuvo en el Portal de Rochapea, del año 1553. Este se encontraba en el hueco de la muralla que se abre entre el baluarte de la Rochapea y el cantón en el que se levanta el actual Museo de Navarra. Tras su demolición, el escudo se colocó en el Portal Nuevo el año 1960. 

 

Mirador del Puente Nuevo

En frente se puede admirar el perfil del monte de San Cristóbal o Ezkaba, la montaña más emblemática de la Cuenca de Pamplona. Es un excelente mirador de la zona y un antiguo enclave estratégico, como pueden corroborar los restos del fuerte en su cima.

Su denominación oficial es Fuerte de Alfonso XII, finalizado tras 32 años de construcción el año 1910. Es uno de los últimos ejemplos de fortificación permanente en España y fue declarado Bien de Interés Cultural por Real Decreto en el año 2001.

Este fuerte, que se usó como presidio desde el año 1934, fue además escenario de una dramática fuga en el año 1938, en la que 795 presos abandonaron la cárcel después de que una veintena de ellos se hiciera con el control. De ellos, tan solo tres culminaron su huida con éxito atravesando la frontera francesa.


 

Información práctica

Dirección: Avenida Guipúzcoa, s/n. Pamplona - Iruña

Ruta:

     Pamplona es murallas

     Pamplona es San Fermin. Hemingway