La indumentaria en blanco y rojo

Las calles de Pamplona se tiñen de estos dos colores desde el momento del Chupinazo y hasta el final de fiesta. En cuanto suena el cohete, es imprescindible anudarse el pañuelo rojo al cuello. La popularización del traje de pamplonica se dio gracias a la extinta Peña La Veleta, que en los años 30 adoptó estos colores a fin de distinguirse de las demás peñas.