Los 10 imprescindibles de Pamplona

Si estás pensando en hacer una escapada de fin de semana a Pamplona, seguro que te interesa conocer cuáles son los diez lugares imprescindibles que visitar durante tu estancia.

 

La muralla

Tal vez no sepas que Pamplona cuenta con uno de los conjuntos fortificados mejor conservados de Europa. Puedes conocer la historia de la ciudad visitando el Centro de Interpretación de las Fortificaciones y después recorrer los casi cinco kilómetros de muralla admirando las defensas de la ciudad y también las hermosas vistas sobre el río Arga. Para terminar, no te pierdas la Ciudadela, espectacular fortaleza rodeada de jardines que está considerada el mejor ejemplo de la arquitectura militar renacentista española.

 

La Catedral de Santa María la Real

A primera vista, la catedral de Pamplona no ofrece pistas sobre la belleza del templo gótico que se esconde tras su fachada neoclásica. Sin embargo, su interior es deslumbrante. Construida durante los siglos XIV y XV sobre un tenmplo románico, la catedral alberga distintos tesoros, como el sepulcro del rey navarro Carlos III o un espectacular claustro gótico. Además, allí se encuentra la exposición Occidens, que ofrece una reflexión sobre la Cristiandad a través del arte sacro. Aprovecha tu visita para subir a la torre norte, donde se encuentra la campana María, la más grande en uso de España, y desde donde observar preciosas vistas del Casco Antiguo de Pamplona.

 

Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Pamplona es uno de los edificios más reconocibles de la ciudad, puesto que es desde ahí desde donde se lanza el famoso Chupinazo que da comienzo a los Sanfermines. La Casa Consistorial tiene una fachada barroca de gran belleza que merece la pena admirar, y es posible también acceder a la entrada del edificio y contemplar una pequeña exposición de los símbolos de la ciudad.

 

Jardines de la Taconera

El más antiguo de los parques de la ciudad es una de las visitas obligadas si vas a pasar un fin de semana en Pamplona. Se trata de un jardín de estilo francés, salpicado de fuentes y estatuas. Pero lo más destacable de este parque es que allí viven, en semilibertad, distintos animales, como ciervos, pavos reales, gallinas o cisnes.

 

Plaza del Castillo

Se trata de una amplia plaza porticada que es el lugar preferido de los pamploneses para salir a pasear o a tomar algo en sus numerosas terrazas. Rodeada por casas señoriales del siglo XVIII, la plaza ha sido escenario de la celebración de los acontecimientos más importantes de la ciudad. Debe su nombre a un castillo que se erigía junto a la calle Javier, desaparecido en el siglo XVI. No debe confundirse con el templete que se encuentra en el centro de la plaza, conocido como el kiosko.

 

Corrales de Santo Domingo y Hornacina de San Fermín

El Encierro es uno de los momentos más célebres de los Sanfermines, así que seguramente querrás recorrer las calles por donde corren los toros en fiestas. El punto de partida son los Corrales de Santo Domingo, y muy cerca de ellos se encuentra la hornacina con la imagen de San Fermín a la que los mozos cantan antes de comenzar el Encierro para pedir al Santo su protección.

 

Parque de Yamaguchi y jardín de la Galaxia

Uno de los parques más sorprendentes de Pamplona es Yamaguchi, un jardín de estilo japonés que cuenta con un estanque, un géiser, una pagoda, una pequeña cascada y diferentes especies vegetales de este país. Además, allí se encuentra el Planetario de Pamplona, que cuenta con una de las mayores cúpulas celestes del mundo. Junto a él, no dejes de recorrer el jardín de la Galaxia, ¡una recreación a escala de la vía láctea hecha con plantas y arbustos!

 

Capilla de San Fermín

El Santo más querido de los pamploneses, San Fermín, se encuentra en la iglesia de San Lorenzo, donde es posible visitarlo en su capilla. La iglesia de San Lorenzo está ubicada en uno de los extremos de la calle Mayor, próxima al parque de la Taconera.

 

Monumento a los Fueros

Este espectacular monumento ubicado en el agradable paseo de Sarasate representa la defensa del régimen administrativo navarro y hoy en día es todo un símbolo de Pamplona y de la Comunidad Foral.

 

Calle Estafeta

La Estafeta es posiblemente una de las calles más famosas del mundo, debido a que los toros la recorren durante los Encierros de San Fermín. Pero no es ese su único encanto, ya que se trata de una calle alegre y bulliciosa, repleta de bares, restaurantes y comercios muy frecuentados por pamploneses y visitantes.