En familia

Para aquellos que viajan en familia, Pamplona ofrece una multitud de opciones de entretenimiento que convierten la visita a la ciudad en una experiencia inolvidable. Es una de las ciudades más verdes y con mayor biodiversidad de España. Es posible divertirse con el juego interactivo del Jardín de la Galaxia, que recrea a escala la vía láctea, o recorrer los principales parques cumplimentando el cuaderno del explorador, disponible en la Oficina de Turismo. El escape bull es un juego de escape en el recorrido del encierro de 16 pistas; pero si lo que te gusta es buscar tesoros tienes dos rutas de geocaching que llegan a Pamplona. 

Además, encontrarás diferentes museos y centros de interpretación que ofrecen propuestas didácticas y divertidas actividades para acercar sus contenidos a los más pequeños, como el Museo de Navarra, la colección Occidens de la Catedral de Santa María la Real, el Museo de Educación Ambiental de San Pedro, el Archivo General de Navarra o el Planetario.

Muy cerca de Pamplona existen también varias posibilidades de ocio para niños. En Berrioplano está el Rocópolis, un centro de escalada con parque de aventura aéreo cubierto, en Oricáin se ubica Salting Iruña, un espacio diseñado para el salto con más de 50 camas elásticas horizontales y verticales, y en Huarte está el Palacio de Hielo Huarte para disfrutar del patinaje sobre una pista helada.

Las granjas escuelas son otras de las opciones para disfrutar en familia. Las granjas escuela de Ultzama en Lizaso, Xuberoa en Iguzkun y Gure Sustraiak en Ollo, ofrecen visitas guiadas y talleres todos los fines de semanas y festivos.