Acogida cristiana al peregrino

El acompañamiento religioso a los peregrinos a lo largo de los caminos de Santiago cuenta cada vez con una mayor programación que desde parroquias, conventos y albergues organizan para acogerlos cristianamente. La archidiócesis de Pamplona y Tudela impulsaron una iniciativa de este carácter en la capital navarra que ofrecía diariamente a las decenas de peregrinos que cada día recorren la ciudad, desde abril hasta octubre.

Esta actividad aúna tanto el aspecto religioso como el cultural, pues se visitan dos templos significativos de Pamplona y se dirige una oración invitando a los peregrinos a participar en la Eucaristía.

 

PROGRAMACIÓN DE LA ACOGIDA

La acogida se realiza del 2 de mayo al 15 de octubre, de lunes a sábado y su programación suele ser la siguiente: Se convoca a los peregrinos en la plaza Consistorial, en los soportales de la oficina de turismo, a las 18:00. A continuación, se muestra el casco histórico de Pamplona y se visita la iglesia de San Saturnino. Después se dirigen al oratorio de San Felipe Neri para un encuentro de oración y donde los peregrinos comparten sus inquietudes e ilusiones. Toda la actividad se realiza en español y en inglés

El objetivo de este encuentro es ayudar al peregrino en su llegada a la ciudad. La experiencia ha sido hasta ahora muy positiva tanto por parte de los voluntarios como de los peregrinos. A lo largo del año 2019 se atendieron a 3344 peregrinos de 62 países distintos. El 18% fueron españoles y el 82% extranjeros. Entre los extranjeros, los más numerosos fueron de Estados Unidos (582), Francia (354), Italia (353). Por otra parte, es una oportunidad para abrir las puertas de las iglesias a los caminantes de la mano de voluntarios. La iniciativa ha tenido un gran recibimiento y muestra de ello es el número de sus voluntarios, más de treinta personas interesadas en colaborar en el proyecto. El grupo cuenta, además, con el apoyo de varios sacerdotes que ofrecen el sacramento de la reconciliación durante el encuentro y celebrarán la posterior misa del peregrino.