Memoria del Ayuntamiento de Pamplona 2011

La ciudad

El término municipal de Pamplona cuenta con una superficie de 23,55 kilómetros cuadrados en los que habitan casi 200.000 personas. Gran parte de la ciudad se ubica en una meseta, con una altura aproximada de 449 metros sobre el nivel del mar. Tres ríos recorren Pamplona: el río Arga, que vertebra el norte y transcurre por los barrios de Chantrea, Rochapea y San Jorge; y los ríos Sadar y Elorz, al sur de la ciudad. Pamplona y su comarca se encuentran en un cinturón montañoso con cotas que no superan los mil metros de altitud en montes cercanos como San Cristóbal (892 metros), Tajonar (668 metros) o Badostáin (590 metros).  (Ver vídeo)

Ciudad verde. Los parques y jardines ocupan en Pamplona cerca de un 20% de la superficie de la ciudad. Hay más de 250 especies arbóreas diferentes repartidas a lo largo del parque fluvial del Arga, la Ciudadela y Vuelta del Castillo, Mendillorri, el parque de la Taconera, Yamaguchi, las universidades o Buztintxuri.

Además, Pamplona es una ciudad comprometida con el desarrollo sostenible. Así lo demuestran iniciativas como la adecuación del paseo del Arga, la instalación de paneles fotovoltaicos en los colegios, el servicio municipal de alquiler de bicicletas, el alumbrado público de bajo consumo, el carril-bici, la instalación de pavimento con asfalto de neumáticos reciclados o la participación en el proyecto europeo ‘Engage (Compromiso)’, junto a otras once ciudades europeas, para reducir las emisiones de CO2.

Ciudad universitaria. Pamplona cuenta con tres centros universitarios, que la convierten en una de las ciudades referencia en  estudios superiores. La Universidad de Navarra se fundó en los años 50, la Universidad Nacional de Educación a Distancia en 1973 y la Universidad Pública de Navarra comenzó su andadura en 1987. Los tres centros acogen en 2011 a unos 30.000 universitarios.

La actividad académica en estos centros propicia la celebración en la ciudad de congresos, reuniones, conferencias, encuentros científicos y jornadas en las que expertos nacionales e internacionales en las diferentes materias exponen sus investigaciones, sus experiencias y sus opiniones.

Ciudad de vanguardia en materia sanitaria. La cualificación del personal sanitario y el equipamiento de los hospitales convierten a Pamplona en una referencia nacional. El Complejo Hospitalario de Navarra, que aúna los servicios públicos sanitarios, realiza intervenciones quirúrgicas de vanguardia y en su recinto se encuentra el Centro de Transfusión Sanguínea de Navarra, que provee a los centros hospitalarios de la Comunidad Foral.

La Clínica Universidad de Navarra goza de prestigio internacional y es pionera en avances médicos. Además, el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) aproxima la investigación a la aplicación clínica y colabora con la industria farmacéutica en el desarrollo de nuevos medicamentos.

Ciudad solidaria. La atención a los más necesitados se canaliza a través de una red de unidades de barrio distribuidas por todos los barrios de la ciudad. Desde allí se presta ayuda a aquellas personas que, por circunstancias personales, familiares o sociales precisan atención específica. Además, el Ayuntamiento dispone de recursos como el Centro de Atención a Personas Sin Hogar en la zona de Trinitarios los apartamentos tutelados; el servicio de atención domiciliaria y otros, para apoyar a algunos colectivos especialmente necesitados como los “sin techo”, los mayores que viven solos, los inmigrantes o las personas con discapacidad.

El Ayuntamiento destina 1,7 millones de euros en 2011 a cooperación al desarrollo a través de cinco convocatorias de subvenciones dirigidas a Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo, que apoyan proyectos de desarrollo humano en los llamados países del sur y también para proyectos de educación y sensibilización en la propia ciudad de Pamplona.

Ciudad acogedora. Pamplona roza los 200.000 habitantes. En la última década los nacidos en el extranjero empadronados en la ciudad se han duplicado hasta alcanzar las 34.677 personas. De ellas, 25.208 son inmigrantes, un 12,6% de la población total de Pamplona. En la ciudad residen personas de 134 nacionalidades. Los búlgaros son el colectivo más numeroso, con 3.142 personas nacidas en ese país, seguidos de los rumanos, con 2.496 personas. A pesar de las numerosas nacionalizaciones de los últimos años, los ecuatorianos se mantienen como tercer país con más empadronados en Pamplona, 1.999. Bolivianos, colombianos, portugueses, peruanos y marroquíes completan la lista de países con más de mil ciudadanos en la capital. Todos ellos suman casi el 58% de los inmigrantes empadronados. El barrio con mayor proporción de inmigrantes es Buztintxuri, que alcanza el 22,3%. El barrio más poblado de la ciudad es la Rochapea con 25.898 habitantes. Iturrama, San Juan, los Ensanches y Chantrea superan también los 20.000 habitantes.

Ciudad cultural. Pamplona cuenta con más de 130 instalaciones públicas y privadas en las que se lleva a cabo una variada oferta cultural, de ocio y de tiempo libre. Tres hitos marcan el carácter cultural de la ciudad: las fiestas de San Fermín, el Camino de Santiago y el patrimonio (murallas, Ciudadela, Casco Antiguo) vinculado a la historia de Pamplona como ciudad medieval y como capital del reino de Navarra.

Los Sanfermines colocan a Pamplona como epicentro mundial del 6 al 14 de julio, sobre todo con los encierros, pero también con la alegría y algarabía de las fiestas. Miles de visitantes se acercan a la ciudad para disfrutar con los pamploneses de nueve días teñidos de blanco y rojo. Pamplona es también ‘la primera del Camino’, de la ruta peregrina a Compostela. Un título merecido tras muchos siglos de acogida de peregrinos en su camino jacobeo. Albergues como el de Jesús y María en el que descansan los peregrinos, una ruta marcada en la ciudad por la estrella jacobea desde la Magdalena hasta la salida por la Universidad de Navarra e hitos en forma de iglesias, parques, murallas y rincones de Pamplona por lo que han pasado los penitentes en su camino a Santiago. Una historia esta que se entrelaza con la del devenir histórico de una ciudad, que fue reino, capital de reino, capital de provincia y capital de comunidad autónoma. Una historia que se remonta a antes de Cristo y que ha visto pasar los siglos adaptándose a los tiempos, uniendo sus burgos, defendiéndose con sus murallas y su Ciudadela, abriéndose a los nuevos barrios y expandiéndose en nuevos desarrollos urbanísticos.

Ayuntamiento de Pamplona Iruñeko Udala